Rebeldes tuareg dicen ampliar su control del nordeste de Mali

martes 5 de febrero de 2013 23:00 CET
 

KIDAL, Mali (Reuters) - Los rebeldes tuareg que aspiran a la autonomía dentro de Mali dijeron el martes que han ocupado la localidad de Menaka, ampliando su control del remoto nordeste mientras se posicionan para dialogar con el Gobierno tras la retirada de los insurgentes vinculados a Al Qaeda.

No fue posible verificar de forma independiente si los combatientes del MNLA habían entrado en Menaka, unos 250 kilómetros al sur de su bastión en Kidal. En Menaka se originó el alzamiento separatista del MNLA el año pasado que tomó el norte de Mali pero se vio secuestrado después por Al Qaeda y sus aliados.

Las autoridades militares malienses acusan al MNLA de exagerar su presencia en el norte para reforzarse en posibles conversaciones con Bamako, tras una ofensiva de tres semanas liderada por Francia que expulsó a los combatientes islamistas hacia el lejano nordeste.

"Nuestras fuerzas han entrado en Menaka", dijo a Reuters el portavoz del MNLA Ibrahim Ag Mohamed Asale por teléfono desde Uagadugu, capital de la vecina Burkina Faso.

Ag Asale dijo que el MNLA ha entrado en Menaka porque había rebeldes de Al Qaeda en el Magreb Islámico, así como de Ansar Dine y la escisión de Al Qaeda MUYAO, operando en las cercanías tras verse expulsadas de las principales localidades de la región, Tombuctú y Gao.

"Tomamos Menaka para asegurar que el área era segura (...) El Ejército maliense no quiere salir de Gao", dijo Af Asale. "Cualquier localidad que no esté asegurada, la tomaremos".

Fuentes militares malienses dijo que es posible que el MNLA haya entrado en Menaka porque los rebeldes islamistas han huido y ninguna otra fuerza militar ocupaba el lugar, situado a unos 100 kilómetros de la frontera con Níger.

El MNLA tomó el control del norte de Mali en abril, aprovechando el vacío de poder dejado por un Golpe de Estado en Bamako, pero su revuelta se vio eclipsada por una alianza poco unida de yihadistas islamistas.

Sin embargo, las tres semanas de ofensiva por tierra y aire de Francia, ex potencia colonial del país, han forzado a los insurgentes islamistas a esconderse en las montañas del nordeste. Francia dice que intervino para evitar que los islamistas dominaran todo el país y la emplearan como base para ataques en países africanos vecinos y Occidente.   Continuación...

 
Los rebeldes tuareg que aspiran a la autonomía dentro de Mali dijeron el martes que han ocupado la localidad de Menaka, ampliando su control del remoto nordeste mientras se posicionan para dialogar con el Gobierno tras la retirada de los insurgentes vinculados a Al Qaeda. En la imagen, una mujer maliense mira a hombres cargando ayuda humanitaria en piraguas en Mopti, el 4 de febrero de 2013. REUTERS/Alain Amontchi