Obama: La veda de las armas de asalto debería votarse en el Congreso

martes 5 de febrero de 2013 07:34 CET
 

MINEAPOLIS, EEUU (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó al Congreso el lunes para que al menos celebre una votación sobre la prohibición de las armas de asalto, la parte más polémica de su plan para frenar la violencia por las armas.

Los comentarios de Obama sugieren un reconocimiento de la Casa Blanca de que será difícil lograr que una norma semejante sea aprobada por los congresistas, pese a su consistente apoyo popular.

La oposición es grande en el Congreso, también entre algunos demócratas, y al solamente pedir una votación, Obama pareció reconocer que incluso lograr eso - ni hablar de una aprobación a la prohibición - será difícil.

"Deberíamos reinstaurar la prohibición sobre armas de asalto del estilo militar y limitar los cargadores de más de 10 municiones. Y eso merece un voto en el Congreso, porque las armas de guerra no tienen lugar en nuestras calles", dijo Obama en el Centro de Operaciones Especiales del Departamento de Policía de Mineápolis.

La visita de Obama a Mineápolis, que en enero fue sede de una cumbre regional sobre armas, fue el primer viaje del presidente fuera de Washington para promocionar su agenda sobre armas y violencia, desde que presentó un paquete que incluye limitar los cargadores múltiples y controlar los antecedentes de los compradores de armas.

"Ninguna ley ni serie de leyes pueden mantener a nuestros niños a salvo. Pero si hay aunque sea una cosa que podemos hacer, si hay aunque sea una vida que podemos salvar, tenemos la obligación de intentarlo", dijo Obama.

Con una repleta agenda que incluye la reforma inmigratoria y el cambio climático, Obama espera avanzar rápidamente para aprobar leyes sobre el control de armas antes de que se desvanezca el recuerdo de la matanza en diciembre en una escuela de Newtown, Connecticut, en la que 20 niños y 6 adultos perdieron la vida a manos de un joven armado.

La votación en el Congreso podría tener lugar de forma separada de otras medidas para el control de armas.

La senadora Dianne Feinstein dijo que el líder demócrata del Senado Harry Reid prometió que incluso si la prohibición queda fuera de un extenso paquete para frenar la violencia armada, ella tendrá la oportunidad de ofrecerla como una enmienda en el Senado.   Continuación...

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó al Congreso el lunes para que al menos celebre una votación sobre la prohibición de las armas de asalto, la parte más polémica de su plan para frenar la violencia por las armas. Imagen de Obama en su intervención el 4 de febrero en una visita al departamento de policía de Mineápolis, en Minesota. REUTERS/Kevin Lamarque