EEUU demanda a S&P por sus calificaciones previas a la crisis

martes 5 de febrero de 2013 07:38 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos puso en marcha una demanda civil en contra de Standard & Poor's y su matriz, The McGraw-Hill Companies, sobre las calificaciones de bonos hipotecarios, la primera medida punitiva federal contra una agencia de calificación por su supuesto comportamiento ilegal en la reciente crisis financiera.

El Gobierno dijo en una presentación judicial que espera obtener sanciones monetarias civiles contra S&P y McGraw Hill.

"Consideraciones sobre cuotas, cuota de mercado, ganancias, y relaciones con los emisores influyeron indebidamente en los criterios y modelos de calificación de S&P", dijo el Gobierno.

Las acciones de The McGraw-Hill Companies cayeron un 13,8 por ciento después de conocerse la noticia, su mayor descenso porcentual en un día desde el colapso del mercado financiero en 1987, según datos de Reuters.

La noticia también hizo que las acciones de Moody's, cuya unidad Moody's Investors Service es la principal rival de S&P, cayeran un 10,7 por ciento.

No está claro por qué los reguladores se podrían estar centrando en S&P en lugar de Moody's o Fitch Ratings de Fimalac.

S&P, Moody's y Fitch han recibido fuertes críticas de inversores, políticos y reguladores desde hace tiempo por asignar altas calificaciones a miles de valores de alto riesgo y otros activos hipotecarios que rápidamente se vinieron abajo.

"Esta demanda es significativa porque podría augurar futuras medidas del Gobierno, o incluso peor para las agencias, más litigios de los inversores", dijo Jeffrey Manns, un profesor de derecho en George Washington University en Washington, D.C.

Un caso civil supone un menor peso de pruebas que un caso criminal y podría hacer más fácil a los investigadores el descubrir pruebas potenciales mediante citaciones judiciales, agregó.   Continuación...

 
El Gobierno de Estados Unidos puso en marcha una demanda civil en contra de Standard & Poor's y su matriz, The McGraw-Hill Companies, sobre las calificaciones de bonos hipotecarios, la primera medida punitiva federal contra una agencia de calificación por su supuesto comportamiento ilegal en la reciente crisis financiera. Imagen de archivo de la sede de Standard and Poor's en Nueva York en agosto de 2012. REUTERS/Charles Platiau