Confusión en la oposición egipcia por una llamada a derrocar a Mursi

lunes 4 de febrero de 2013 17:54 CET
 

EL CAIRO (Reuters) - La principal alianza de oposición de Egipto quedó envuelta el lunes en una confusión por aparentemente respaldar una llamada a derrocar al presidente islamista Mohamed Mursi y luego retractarse.

"El FSN se alineará por completo con las demandas del pueblo egipcio que piden derrocar el régimen de tiranía y dominación de los Hermanos Musulmanes", indicó un comunicado emitido el sábado por la tarde por el Frente de Salvación Nacional.

Tras una semana de violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en las que han muerto al menos 59 personas, el grupo opositor hizo una llamada a que Mursi, su ministro del Interior y "sus socios en todos aquellos crímenes" sean investigados y sometidos a juicio por "muertes, torturas y detenciones ilegales".

"El FSN apoya todas las formas de protesta pacíficas para cumplir con estas demandas, y llama a los egipcios a manifestarse pacíficamente en todas las calles de Egipto en defensa de la dignidad egipcia", sostuvo.

El Frente está compuesto por políticos liberales como el ex jefe de la agencia de supervisión nuclear de la ONU Mohamed ElBaradei y el ex líder de la Liga Árabe Amr Mussa, que la semana pasada firmaron una declaración auspiciada por un renombrado erudito musulmán en la que renunciaban a la violencia política y pedían un diálogo nacional.

Sin embargo, el portavoz del FSN, Jaled Daud, dijo el lunes que la coalición de partidos liberales, socialdemócratas y de izquierda no exige la salida del primer presidente elegido democráticamente en el país apenas siete meses después de que asumiera el cargo.

"No llamamos a derrocar al presidente Mohamed Mursi ahora mismo. Creemos que ha sido electo, pero eso no le da derecho a cambiar todas las reglas del juego", dijo Daud a Reuters.

Ahmed Kamal, portavoz del Partido Congreso de Mussa, dijo que las palabras en la declaración del Frente habían sido elegidas cuidadosamente para advertir ante cualquier "práctica violenta o una nueva dictadura", sin cuestionar la legitimidad democrática de Mursi.

INDIGNACIÓN   Continuación...

 
La principal alianza de oposición de Egipto quedó envuelta el lunes en una confusión por aparentemente respaldar una llamada a derrocar al presidente islamista Mohamed Mursi y luego retractarse. En la imagen, un manifestante opuesto al presidente egipcio, Mohamed Mursi, lanza una piedra a la policía antidisturbios durante el funeral de los activistas Mohamed al Gendy a Amr Saad en El Cairo, el 4 de febrero de 2013. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh