Turquía ve "imperdonables" los retrasos en su entrada en la UE

lunes 4 de febrero de 2013 16:37 CET
 

PRAGA (Reuters) - El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, dijo el lunes que el medio siglo de espera de su país para entrar en la Unión Europea es "imperdonable" y que debería ser admitido sin retrasos.

El país de 74 millones de habitantes presentó una candidatura formal de acceso a la UE en 2005, cuatro décadas después de las primeras conversaciones. Sin embargo, el proceso se ha estancado debido a la oposición en el seno de la UE, especialmente de Francia y Alemania, así como a las diferencias sin resolver sobre la división de Chipre.

Erdogan dijo el pasado octubre que la UE podría perder a Turquía si no le concede la membresía para 2023, centenario de la fundación del estado turco moderno. Es la primera vez que el primer ministro da una estimación de cuánto podría esperar Ankara.

En unas declaraciones en Praga en el primer día de su viaje por Europa Central, Erdogan dijo que Turquía comenzó las conversaciones sobre la integración en 1963.

El hecho de que el proceso siga rezagado es un desaire especial porque millones de turcos viven ya en estados de la UE, señaló.

"Este retraso para Turquía en el proceso es imperdonable", dijo en una rueda de prensa en la capital checa.

"Por supuesto, nuestra cooperación y solidaridad con los países europeos continuará, incluso si no nos aceptan. Pero nuestro deseo sería que Europa, aunque no nos haya aceptado, se diera cuenta de que cinco millones de ciudadanos de Turquía viven en la UE (...) Decimos: 'No lo retraséis. Acabémoslo'".

Ankara acusó a finales del año pasado a la UE de "actitudes intolerantes" en un informe sobre su proceso de solicitud. Turquía sólo ha cerrado uno de los 35 "capítulos" de política que deben acordarse con los candidatos.

Francia, Chipre y la Comisión Europea han bloqueado todas salvo 13 de las restantes, y Bruselas ha frenado las conversaciones porque dice que Turquía no cumple los estándares de la UE en derechos humanos ni religiosos o de libertad de expresión.

El ministro alemán de Exteriores dijo en diciembre que el estancamiento es insatisfactorio y pidió un nuevo impulso.

El nuevo presidente francés, François Hollande, ha evitado apoyar explícitamente la candidatura de Turquía a la UE, pero sí ha dicho que debe juzgarse en base a criterios políticos y económicos, un cambio frente a la postura de su predecesor, Nicolas Sarkozy, de que Turquía no forma parte de Europa.

 
El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, dijo el lunes que el medio siglo de espera de su país para entrar en la Unión Europea es "imperdonable" y que debería ser admitido sin retrasos. En esta imagen de archivo, el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, habla con los medios durante una reunión con el presidente de Senegal Macky Sall, en el palacio presidencial de Dakar, el 10 de enero de 2013. REUTERS/Joe Penney