Imputada la cúpula municipal de seguridad por el Madrid Arena

lunes 4 de febrero de 2013 19:37 CET
 

MADRID (Reuters) - El juez que lleva el caso del Madrid Arena, donde el pasado noviembre murieron cinco jóvenes en una avalancha durante una macrofiesta, ha imputado a los responsables de seguridad del ayuntamiento madrileño, encargado de la gestión de esas instalaciones, informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el lunes.

El magistrado Eduardo López Palop cita a declarar como imputados a más de una docena de personas durante los meses de febrero y marzo, entre ellos el ex delegado de Seguridad Antonio de Guindos o la ex concejal de Seguridad Fátima Núñez.

De Guindos, hermano del ministro de Economía de España Luis de Guindos y que era también delegado de Medio Ambiente y Movilidad, presentó más tarde el lunes su "dimisión irrevocable" del cargo que aún ocupaba, según anunció el portavoz del Consistorio Enrique Núñez en rueda de prensa.

Además, comparecerán ante el juez del TSJM el inspector jefe de la Policía Municipal, Enrique Monteagudo, y el director general de Emergencias del Ayuntamiento, Alfonso del Álamo, entre otros.

La tragedia del Madrid Arena, que abrió un debate sobre las condiciones de seguridad de las fiestas multitudinarias, costó el puesto al concejal de Economía, Pedro Calvo, y al vicealcalde de la capital, Juan Villanueva, y llevó a una remodelación del consistorio madrileño.

Una de las hipótesis sobre las causas del suceso fue la difícil gestión de la avalancha - ocurrida en un estrecho pasillo por el que salía y entraba la gente en el momento en que comenzó la actuación del DJ estadounidense Steve Aoki - porque el aforo de 10.000 personas se superó con creces, según las investigaciones judiciales.

Una comisión de investigación en el Ayuntamiento madrileño reveló varios fallos en la seguridad, en el control y en la atención médica, lo que llevó a los grupos políticos de la oposición a pedir la dimisión de la alcaldesa, Ana Botella.

 
El juez que lleva el caso del Madrid Arena, donde el pasado noviembre murieron cinco jóvenes en una avalancha durante una macrofiesta, ha imputado a los responsables de seguridad del ayuntamiento madrileño, encargado de la gestión de esas instalaciones, informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el lunes. Imagen de archivo de la entrada del edificio al día siguiente de la tragedia, el 1 de noviembre pasado. REUTERS/Susana Vera