Aviones franceses atacan campamentos islamistas en el desierto de Mali

domingo 3 de febrero de 2013 17:59 CET
 

PARíS/BAMAKO (Reuters) - Aviones franceses atacaron el domingo campamentos de rebeldes islamistas en el norte de Mali, dijeron fuentes militares, horas después de que el presidente François Hollande visitó el país de Africa occidental.

El portavoz del Ejército francés en París, Thierry Burkhard, comentó el domingo que las incursiones nocturnas fueron dirigidas contra bases logísticas y campos de entrenamiento usados por rebeldes vinculados con Al Qaeda al norte de la ciudad desértica de Kidal.

"Estos fueron importantes ataques aéreos", dijo Burkhard a Reuters.

El portavoz agregó que los bombardeos tuvieron lugar alrededor del asentamiento de Tessalit, cerca de la frontera con Argelia, una de las principales vías de entrada a las montañas Adrar des Ifoghas donde se cree que se esconden los rebeldes tras huir de ciudades principales.

Fuentes militares malienses dijeron que tropas de Francia y de Chad se enfrentaron con miembros del grupo militante Ansar Dine en la región aledaña a Kidal el sábado.

Helicópteros de guerra y aviones de transporte franceses que movilizaban a fuerzas especiales salieron de la ciudad de Gao para reforzar al contingente de Francia y de Chad estacionado en el aeropuerto de Kidal.

Kidal está bajo control del grupo rebelde Tuareg pro autonomía MNLA, que ocupó el lugar después de que los combatientes de Ansar Dine se retiraron hace seis días.

Francia ha desplegado a 3.500 soldados, cazas y vehículos blindados durante la Operación Serval de tres semanas, que ha roto el control de 10 meses de los islamistas sobre las ciudades del norte de Mali, donde impusieron violentamente la sharia o Ley Islámica.

MALIENSES ACLAMAN A HOLLANDE   Continuación...

 
Aviones franceses atacaron el domingo campamentos de rebeldes islamistas en el norte de Mali, dijeron fuentes militares, horas después de que el presidente François Hollande visitó el país de Africa occidental. En la imagen, el presidente francés François Hollande (2º I) une sus manos con el presidente interino de Mali, Dioncounda Traore, después de un discurso de Taore en la Plaza de la Independencia de Bamako, el 2 de febrero de 2013. REUTERS/Joe Penney