Asad dice que puede hacer frente a las amenazas tras el ataque de Israel

domingo 3 de febrero de 2013 13:29 CET
 

BEIRUT (Reuters) - El presidente sirio, Bashar el Asad, acusó el domingo a Israel de intentar desestabilizar a Siria mediante un ataque a una base de investigación militar en las afueras de Damasco la semana pasada, y dijo que Siria era capaz de hacer frente a "las actuales amenazas... y a una agresión" contra el país.

La agencia de noticias estatal de Siria SANA dijo que Asad hizo los comentarios en una reunión con Saeed Jalili, el secretario del consejo de seguridad nacional de Irán, en la capital siria. Fue la primera respuesta reportada de Asad al ataque del miércoles.

SANA citó a Jalili reafirmando el "total apoyo" de Teherán "al pueblo sirio... que se enfrenta a la agresión sionista, y su continuada coordinación para hacer frente a las conspiraciones y proyectos del exterior".

El presidente sirio, el principal aliado árabe del Irán chií, está inmerso en una guerra insurgente tras una rebelión que dura ya 22 meses y en la que han muerto 60.000 personas. Asad dice que los rebeldes son terroristas islamistas financiados y armados por Turquía y los estados musulmanes suníes del Golfo Pérsico.

La vecina Israel ha dicho que podría tener que intervenir para impedir que armas químicas sirias caigan en manos de grupos extremistas, incluido Hezbolá que lidió una batalla de 34 días con Israel en 2006.

Diplomáticos, rebeldes sirios y fuerzas de seguridad dijeron que aviones de combate israelíes bombardearon un convoy cerca de la frontera libanesa el miércoles, que aparentemente transportaba armas destinadas a Hezbolá. Siria dijo que el objetivo era un centro de investigación militar en el noroeste de Damasco.

 
El presidente sirio, Bashar el Asad, acusó el domingo a Israel de intentar desestabilizar a Siria mediante un ataque a una base de investigación militar en las afueras de Damasco la semana pasada, y dijo que Siria era capaz de hacer frente a "las actuales amenazas... y a una agresión" contra el país. En la imagen, el presidente sirio Bashar el-Asad (centro D) se reúne con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Saeed Jalili (center I), y su delegación en Damasco, el 3 de febrero de 2013, en esta foto difundida por la agencia de noticias estatal siria SANA. REUTERS/Sana