Hasta 100.000 personas huyen de combates en Darfur, dice la ONU

jueves 31 de enero de 2013 22:21 CET
 

JARTUM (Reuters) - Los combates por una mina de oro en la región sudanesa de Darfur han forzado a 100.000 personas a huir y provocado el cierre de todas las oficinas públicas y escuelas en una localidad para alojar a los desplazados, según dijo el jueves Naciones Unidas.

El conflicto ha asolado la árida región de Darfur durante casi una década, desde que tribus del norte, de mayoría no árabe, tomaron las armas contra el Gobierno árabe de Jartum en 2003 acusándolo de abandono político y económico.

La violencia se ha suavizado desde su pico en 2003 y 2004, pero en los últimos meses ha vuelto a ganar fuerza.

Este mes estallaron fuertes combates entre dos tribus árabes en torno al oro en la zona de Jebel Amer, en el norte de Darfur, desplazando o afectando gravemente a 100.000 personas, indicó Naciones Unidas. La organización había informado antes de 70.000 desplazados.

"Muchas de estas personas viven al raso en condiciones lamentables", dijo en un informe la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Unas 65.000 personas han huido a la localidad de El Sireaf, indicó la ONU, añadiendo que todas las oficinas públicas y escuelas del lugar se han cerrado para acoger a los refugiados.

Naciones Unidas dijo haber entregado más de 600 toneladas de comida pero que no ha logrado evaluar la escala del conflicto porque las autoridades no permitieron que una delegación de la ONU viajase a la zona afectada.

La ONU dijo hace dos semanas que unas 30.000 personas habían sido desplazadas por otros combates entre el Ejército y un grupo rebelde en la zona central de Jebel Marra.

Los sucesos en Darfur son difíciles de verificar, ya que Sudán restringe los viajes de periodistas, trabajadores humanitarios y diplomáticos. Agente de seguridad denegaron esta semana un permiso de viaje a Reuters para acudir a una conferencia de desarme patrocinada por el Gobierno en Darfur Oeste, pese a una invitación oficial. No se alegó ningún motivo.   Continuación...

 
Los combates por una mina de oro en la región sudanesa de Darfur han forzado a 100.000 personas a huir y provocado el cierre de todas las oficinas públicas y escuelas en una localidad para alojar a los desplazados, según dijo el jueves Naciones Unidas. En esta imagen de archivo, Massud Bessair (a la derecha), una granjera de Kreink, en Darfur Oeste, acompaña a su esposo de 60 años Yaratnebi Yagub, que recibe tratamiento para la fiebre amarilla en el Hospital de Enseñanza en El Geneina, el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Albert Gonzalez Farran/UNAMID/Handout ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UN TERCERO. REUTERS LA DISTRIBUYE, EXACTAMENTE COMO LA RECIBIÓ, COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES.