Las FARC secuestran a tres empleados petroleros en Colombia

jueves 31 de enero de 2013 16:30 CET
 

LA HABANA/BOGOTÁ (Reuters) - La guerrilla de las FARC secuestró a tres trabajadores petroleros en el sur de Colombia y cuatro soldados murieron en un combate con los rebeldes, que también derribaron una torre de energía en una escalada del conflicto mientras se retomaban las negociaciones de paz.

Los nuevos ataques llegan un día después de que el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cruzaran duras palabras cuestionando su papel en el proceso de diálogo, que intenta acabar con un conflicto armado de casi 50 años.

La guerrilla anunció hace días que seguirá capturando efectivos de las Fuerzas Armadas, una decisión que para el Gobierno -que no aceptó pactar un alto el fuego durante el proceso de paz- pone en duda la voluntad del grupo rebelde de llegar a un acuerdo.

Las dos partes reanudaron el jueves en La Habana la negociación.

"Nosotros estamos dispuestos a permanecer en esta mesa hasta encontrar un camino que nos conduzca a la paz. Por eso decimos que no nos levantaremos de esta mesa hasta no lograr materializar ese anhelo de la gente en Colombia que es la paz", dijo a periodistas el comandante Iván Márquez, jefe negociador del grupo rebelde.

ATAQUE

Las Fuerzas Militares informaron de que tres trabajadores de una contratista de la petrolera canadiense Gran Tierra fueron secuestrados el miércoles por las FARC en una zona rural del municipio de Piamonte, en el departamento del Cauca.

El grupo rebelde no reivindicó la acción, pero entre las fuerzas de seguridad se interpretó como una violación de la promesa que hizo la guerrilla hace casi un año de suspender los secuestros con fines de extorsión.

Las FARC ya habían secuestrado durante el fin de semana a dos policías en el departamento del Valle.   Continuación...

 
La guerrilla de las FARC secuestró a tres trabajadores petroleros en el sur de Colombia y cuatro soldados murieron en un combate con los rebeldes, que también derribaron una torre de energía en una escalada del conflicto mientras se retomaban las negociaciones de paz. En la imagen, el presidente colombiano, Juan manuel Santos (a la izquierda) llega a una cena oficial enel palacio presidencial de La Moneda en una cumbre regional en Santiago de Chile, el 27 de enero de 2013. REUTERS/Andres Stapff