30 de enero de 2013 / 21:54 / hace 5 años

Gabby Giffords pide pasos "audaces" al Congreso en control de armas

La ex congresista Gabby Giffords, herida de gravedad en un tiroteo en 2011, hizo una emotiva llamada el miércoles al Congreso de EEUU para que tome medidas contra la violencia armada en el país, aunque un directivo de la Asociación Nacional del Rifle dijo que las nuevas normas "han fracasado en el pasado y fracasarán de nuevo". En la imagen, la ex congresista estadounidense Gabrielle Giffords (a la izquierda) comparece ante el senado sentada junto a su marido, el ex capitán de Marina Mark Kelly, en Washington, el 30 de enero de 2013. REUTERS/Larry Downing

WASHINGTON (Reuters) - La ex congresista Gabby Giffords, herida de gravedad en un tiroteo en 2011, hizo una emotiva llamada el miércoles al Congreso de EEUU para que tome medidas contra la violencia armada en el país, aunque un directivo de la Asociación Nacional del Rifle dijo que las nuevas normas “han fracasado en el pasado y fracasarán de nuevo”.

En un entrecortado discurso, Giffords instó a los legisladores a ser audaces y valientes, abriendo la sesión de testigos en la primera vista parlamentaria sobre violencia armada que se celebra desde la masacre del 14 de diciembre en la que un hombre armado mató a 20 niños y seis adultos en una escuela primaria en Newtown, Connecticut.

En respuesta a la indignación que ese incidente provocó en todo el país, el presidente, Barack Obama, ha pedido junto con otros demócratas que el Congreso apruebe el mayor paquete en restricción de armas en décadas.

“Hablar es difícil. Pero tengo que decir algo importante”, dijo al Comité Judicial del Senado Giffords, que sobrevivió a una herida en al cabeza en un intento de asesinato en Tucson, Arizona, en el que seis personas murieron y 13 resultaron heridas.

“La violencia es un gran problema. Demasiados niños están muriendo, demasiados niños. Debemos hacer algo. Será duro, pero el momento es ahora”, dijo Giffords, acompañada por su marido, el ex astronauta Mark Kelly. “Deben actuar ahora. Sean audaces, sean violentos. Los estadounidenses cuentan con ustedes”.

Entre las propuestas de Obama están reinstaurar la prohibición sobre las armas de asalto de estilo militar, limitar la capacidad de los cartuchos de munición y comprobaciones de antecedentes más exhaustivas sobre los que quieren comprar armas, principalmente para comprobar si tienen un historial delictivo o de enfermedad mental.

Testigos y legisladores en la vista coincidían en el derecho constitucional de los estadounidenses a tener armas, pero chocaban en torno a las propuestas de Obama, en especial la llamada a imponer comprobaciones universales para todos los compradores. Esa parece la restricción con más probabilidades de obtener apoyo de ambos partidos en un Congreso muy dividido.

Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado del poderoso grupo de presión proarmas Asociación Nacional del Rifle, rechazó el plan de Obama para tapar agujeros en la ley de comprobación de antecedentes.

“Seamos francos, las comprobaciones de historial nunca serán universales porque los delincuentes nunca se someterán a ellas”, dijo LaPierre.

Los vendedores de armas con licencia federal están obligados a comprobar el historial delictivo de los compradores. Pero el Gobierno estima que el 40 por ciento de los compradores evitan esa comprobación adquiriendo sus armas de vendedores privados, incluyendo los que acuden a ferias de armas.

Kelly dijo que estrechar las comprobaciones para todos los compradores sería una de las formas más importantes de impedir que las armas caigan en manos de criminales o enfermos mentales.

“Quiero decir, no se me ocurre nada más que pueda hacer nuestro país más seguro que hacer simplemente eso”, expresó ante el Congreso, afirmando que es “de sentido común”.

Las restricciones a las armas de Obama se enfrentan al duro desafío de superar un Senado con mayoría demócrata y un Congreso de mayoría republicana, donde muchos republicanos y algunos demócratas proarmas se oponen desde hace tiempo a endurecer las leyes en este campo.

“LLENA DE ARMAS”

LaPierre dijo que las propuestas no reducirán la violencia armada y pidió que las leyes actuales se cumplan de forma más activa con procesamientos y se mejore la protección en las escuelas, lo que incluiría guardas armados.

El senador Richard Durbin, un demócrata de Illinois, respondió duramente a LaPierre, diciendo que la ciudad de Chicago en su estado natal está “llena de armas”.

“Tenemos armas en todas partes, y algunos creen que la solución a esto son más armas”, dijo. “Yo discrepo”.

LaPierre y algunos republicanos del comité dicen que ha habido un declive en el seguimiento de las leyes de armas desde que Obama asumió el cargo en 2009. “Es una desgracia”, dijo.

Kelly, que junto con Giffords fundó hace poco Estadounidenses por Soluciones Responsables, un grupo contra la violencia armada, dijo que la pareja está a favor de la propiedad de armas, pero contra la violencia armada. “Cuando la gente peligrosa consigue armas peligrosas, somos más vulnerables”, dijo.

/Por Thomas Ferraro y John Whitesides/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below