La UE realiza su mayor redada contra el tráfico de personas

miércoles 30 de enero de 2013 19:26 CET
 

MADRID (Reuters) - Varios cuerpos policiales de la Unión Europea detuvieron el martes de forma simultánea a más de 100 personas en 10 países, en lo que describieron como la mayor operación contra una red de tráfico de personas en la historia de la UE.

Los traficantes, que tenían su sede en Kosovo y vínculos con el submundo ilegal en Turquía, estaban especializados en llevar inmigrantes de Oriente Próximo - en especial Libia, Siria e Irak - a Europa a cambio de miles de euros por persona, según dijo el miércoles la Policía en una rueda de prensa en Hungría.

Los inmigrantes, entre los que había niños, eran hacinados en estrechos huecos en autobuses turísticos, camiones de mercancías o barcos, y a veces tenían que atravesar bosques en invierno para cruzar fronteras, según las presentaciones de responsables policiales de varios países.

Algunos inmigrantes morían por el camino, según la policía, poniendo como ejemplo el ahogamiento de 16 personas en el río Tisza, cerca de la frontera hungaroserbia, en 2009.

Más de 1.200 agentes de policía hicieron 117 registros simultáneos el martes e hicieron 103 detenciones, después de que más de una decena de países cooperasen durante año y medio para rastrear a los traficantes, según la policía.

"Desarticulamos de forma significativa esta importante organización", dijo Nicholas Dove, responsable de crimen organizado en la Misión Estado Derecho de la UE en Kosovo.

Los inmigrantes viajaban en una ruta a través de Turquía, explicó.

"Este no es un negocio de pago en la entrega, es un negocio de pago por adelantado", dijo. "Algunas personas acabaron en lugares donde no pretendían estar".

"Después está el efecto colateral de gente que estaba de forma ilegal en países de Europa Occidental sin una situación oficial allí. ¿Cómo viven? Participan en delincuencia callejera. Esto es enormemente dañino para los seres humanos, pero también para la sociedad y la economía".

Las autoridades señalaron que unos 20 miembros de la organización les siguen siendo desconocidos, y prometieron encontrarles.

La policía dijo tener información que podría llevarles a otras tramas de tráfico de personas, añadiendo que la cooperación europea contra esta clase de delitos se está haciendo más eficiente.