Brasil indagará negligencia de las autoridades por el incendio

miércoles 30 de enero de 2013 19:29 CET
 

SANTA MARIA, Brasil (Reuters) - Fiscales brasileños indagarán si las autoridades municipales o los bomberos tuvieron alguna responsabilidad en el incendio de una discoteca que el fin de semana costó la vida a 235 personas, mientras aumenta la presión por encontrar respuestas a la peor tragedia en el país desde hace décadas.

La investigación pretende desenredar una maraña de irregularidades que condujeron a la tragedia en la discoteca Kiss de la ciudad de Santa María: ¿Por qué la única salida del local estaba bloqueada? ¿Por qué no había luces de emergencia? ¿Por qué los extintores no funcionaban?

César Augusto Carlan, un fiscal del estado de Río Grande do Sul, dijo a Reuters que la justicia debe determinar la responsabilidad del ayuntamiento, los bomberos y otras agencias que autorizaron que la discoteca operara.

"Lo que ocurrió tiene una dimensión política", dijo en una entrevista.

Las investigaciones llegan en medio de una ola de descontento. Familiares y amigos de las víctimas realizaron el martes una protesta exigiendo la cabeza del alcalde de Santa María, Cesar Schirmer.

Pero el alcalde dijo estar "tranquilo". Los inspectores municipales, explicó, visitaron la discoteca en abril de 2012 después de una serie de reformas en el local y todo estaba en orden.

"El establecimiento, en nuestra opinión, no tenía irregularidades", dijo Schirmer durante una conferencia de prensa en la noche del martes. "Si debieran haberse tomado medidas o inspecciones, eso era responsabilidad del cuerpo de bomberos".

Los bomberos respondieron en un comunicado que la discoteca estaba tramitando la renovación de su licencia de operación y tenía una autorización temporal. Pero aclararon que el local no tenía permiso para usar fuegos artificiales y la salida no debería haber estado bloqueada.

"Si hubiera habido una solicitud para usar pirotecnia en el club nocturno Kiss, el departamento de bomberos no la habría autorizado", dijeron.   Continuación...

 
Fiscales brasileños indagarán si las autoridades municipales o los bomberos tuvieron alguna responsabilidad en el incendio de una discoteca que el fin de semana costó la vida a 235 personas, mientras aumenta la presión por encontrar respuestas a la peor tragedia en el país desde hace décadas. Imagen de la discoteca Boate Kiss en la ciudad de Santa Maria, en el sur de Brasil, a 301 km al oeste de la capital estatal, Porto Alegre, facilitada por la Policía Civil el 29 de enero. REUTERS/Policía Civil/Handout