Las tropas francesas se despliegan en el último bastión rebelde en Mali

miércoles 30 de enero de 2013 10:39 CET
 

DUENTZA (Reuters) - Las tropas francesas han tomado el control del aeropuerto en la ciudad de Kidal, el último bastión rebelde del norte de Mali, dijeron el ejército francés y un responsable local el miércoles a Reuters.

Kidal sería la última de las ciudades importantes del norte de Mali en ser recuperada por las tropas francesas después de Gao y Tombuctú esta semana en una campaña para expulsar a los islamistas vinculados con Al Qaeda del norte de Mali, que se decía que se había convertido en un refugio seguro para los extremistas.

"Llegaron tarde la noche pasada y se desplegaron en cuatro aviones y algunos helicópteros", dijo Haminy Belco Maiga, presidente de la asamblea regional de Kidal.

Según Maiga, no había información sobre que se hubiera producido alguna resistencia.

El portavoz de las Fuerzas Armadas francesas Thierry Burkhard confirmó que las tropas galas estaban en Kidal y dijo que habían tomado el control del aeropuerto.

"La operación está en marcha", dijo, declinando dar más detalles.

Kidal es la capital de una región desértica con el mismo nombre donde se cree que los combatientes islamistas se han retirado durante casi tres semanas de ataques aéreos franceses y el avance de cientos de efectivos terrestres.

Los rebeldes tuaregs del MNLA que quieren mayor autonomía para el norte desértico dijeron a principios de esta semana que habían tomado el control de Kidal después de que los islamistas abandonaran la ciudad.

El MNLA, que combatió junto a los islamistas antes de ser apartado por ellos a mediados de 2012, no estaba inmediatamente disponible para hacer comentarios sobre el despliegue francés.

 
Las tropas francesas han tomado el control del aeropuerto en la ciudad de Kidal, el último bastión rebelde del norte de Mali, dijeron el ejército francés y un responsable local el miércoles a Reuters. En la imagen, un hotel destrozado en la localidad de Duentza, en Mali, el 29 de enero de 2013. REUTERS/Joe Penney