Tropas francesas y malienses recuperan el control de Tombuctú

lunes 28 de enero de 2013 23:27 CET
 

GAO, Mali (Reuters) - Tropas malienses y francesas recuperaron el lunes el control de la histórica ciudad de Tombuctú, después de que los rebeldes islamistas que la habían ocupado huyeran del antiguo centro comercial del Sahara e incendiaron varios edificios, entre ellos una biblioteca con manuscritos de valor incalculable.

Estados Unidos y la Unión Europea respaldan una intervención en Mali liderada por Francia contra milicianos aliados de al Qaeda que, según temen, podrían usar el desértico norte del país como plataforma para ataques internacionales.

La recuperación de Tombuctú, considerada patrimonio mundial por la UNESCO, se produjo luego de que soldados franceses y malienses hiciesen lo propio en Gao, otra gran ciudad en el norte de Mali que había sido ocupada por la alianza de grupos radicales islamistas el año pasado.

La misión militar de Francia, que lleva ya dos semanas en su antigua colonia en el Sahel y fue solicitada por el Gobierno local, ha empujado a los rebeldes islamistas hacia el desierto y las montañas del norte.

Sin un solo disparo, 1.000 soldados y paracaidistas franceses y 200 soldados malienses tomaron el aeropuerto de Tombuctú y rodearon la antigua localidad, buscando bloquear la huida de los insurgentes vinculados con Al Qaeda.

Tanto en Tombuctú como en Gao, multitudes recibieron a los soldados.

Una tercera localidad del norte del país, la ciudad tuareg de Kidal en el remoto y escarpado noreste del país, sigue en manos de combatientes islamistas.

Pero los rebeldes del movimiento independentista tuareg MNLA, que buscan la autonomía para la región norte del país, dijeron el lunes que habían tomado el control de Kidal después de que los combatientes islamistas abandonaran el lugar.

Un diplomático confirmó en Bamako las declaraciones del MNLA.   Continuación...

 
Tropas malienses apoyadas por soldados franceses buscaban el lunes en Tombuctú a rebeldes islamistas tras tomar el aeropuerto y rodear la antigua localidad turística y comercial del Sáhara en una ofensiva relámpago contra los combatientes aliados de Al Qaeda en el norte de Mali. En la imagen, un hombre pasa en bicicleta junto al pozo donde se hallaron los cuerpos de varios integristas islámicos el 28 de enero de 2013, según el director de derechos humanos de Human Rights Watch, Philippe Bolopion. REUTERS/Eric Gaillard