El Banco de Italia se reúne para abordar la crisis del Monte Paschi

sábado 26 de enero de 2013 15:41 CET
 

ROMA (Reuters) - Las cuatro personas que forman la junta del Banco de Italia estaban reunidas el sábado para considerar la posición del banco Monte dei Paschi di Siena, que está en medio de un escándalo, y decidir si autoriza su petición de ayuda estatal por valor de 3.900 millones de euros.

El tercer banco de Italia por tamaño reveló esta semana unas operaciones con derivados y finanzas estructuradas que podrían costarle hasta 720 millones de euros, causando fuertes pérdidas a sus acciones y planteando dudas sobre cómo se escondieron las operaciones arriesgadas de los reguladores.

El asunto saltó al centro de la campaña de las elecciones nacionales del mes que viene y los políticos han culpado al Banco de Italia, que en ese momento estaba dirigido por el actual presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi, de no detectar el problema.

En la reunión del sábado presidida por el actual gobernador del Banco de Italia Ignazio Visco, la junta considerará si Paschi cumple los requisitos de estabilidad presente y futuro necesarios para recibir ayuda estatal como ha solicitado.

Visco dijo a periodistas el viernes que "no hay duda de que el banco es estable".

La reunión comenzó el sábado por la mañana, dijo una portavoz del Banco de Italia, y se prevé que emita un comunicado cuando acabe.

En una tormentosa reunión en la sede toscana del Monte Paschi en Siena el viernes, sus accionistas aprobaron que se lleven a cabo dos ampliaciones de capital de hasta 6.500 millones de euros si es necesario en los próximos cinco años, una condición para el rescate estatal.

El primer ministro en funciones Mario Monti dijo a última hora del viernes que consideraba una "hipótesis remota" que el banco tuviera que ser nacionalizado.

/Por Gavin Jones/

 
Las cuatro personas que forman la junta del Banco de Italia estaban reunidas el sábado para considerar la posición del banco Monte dei Paschi di Siena, que está en medio de un escándalo, y decidir si autoriza su petición de ayuda estatal por valor de 3.900 millones de euros. En la imagen, el logo del Monte dei Paschi en la sede del banco en Siena, el 25 de enero de 2013. REUTERS/Stefano Rellandini