Estalla la violencia en el aniversario de la revolución en Egipto

viernes 25 de enero de 2013 20:03 CET
 

EL CAIRO (Reuters) - Varias ciudades de Egipto fueron escenario el viernes de enfrentamientos con la policía en el segundo aniversario del levantamiento que derrocó a Hosni Mubarak por las protestas contra el presidente electo islamista, al que acusan de traicionar la revolución.

Al menos 91 civiles y 42 agentes de seguridad resultaron heridos en los disturbios, según las autoridades. Hubo violencia callejera en El Cairo, Alejandría, Suez y Port Dais, donde se incendió la sede de los Hermanos Musulmanes, el partido del presidente Mohamed Mursi.

Miles de opositores a Mursi y sus aliados de los Hermanos Musulmanes se concentraron en masa en la plaza Tahrir de la capital - cuna de la revolución contra Mubarak - para repetir las reivindicaciones de un levantamiento que dicen que ha sido secuestrado por los islamistas.

El aniversario del 25 de enero mostró una vez más las divisiones entre los islamistas y sus rivales laicos, que obstaculiza los esfuerzos de Mursi por impulsar una economía estancada y revertir el desplome de la moneda egipcia atrayendo de vuelta a turistas e inversores.

Inspirada por el novedoso e inesperado levantamiento en Túnez contra el presidente Zine al Abidine Ben Ali, la revolución egipcia ayudó a desencadenar más revueltas en el mundo árabe. Pero el sentido de un propósito común que unió a los egipcios en aquel momento ha dado paso a un conflicto que sólo ha empeorado, y el mes pasado hubo letales batallas callejeras.

"Sobre el terreno, desde luego, hay mucha tensión, pero hasta ahora no ha habido nada fuera de lo común o alguno que realmente amenace con alterar fundamentalmente la situación política", dijo Shadi Hamid, director de investigación en el Brookings Doha Center.

Los Hermanos Musulmanes decidieron no movilizarse en las calles para conmemorar el aniversario, cautelosos ante la posibilidad de más disturbios tras la violencia de diciembre, alimentada por el intento de Mursi de acelerar la aprobación de una nueva Constitución llena de disposiciones islamistas rechazadas por sus opositores.

Los Hermanos Musulmanes niegan vehementemente las acusaciones de pisotear la democracia y afirman que se trata de una campaña de difamación por parte de sus rivales.

El viernes antes del amanecer, los policías se enfrentaron a manifestantes que lanzaron cócteles molotov y petardos mientras intentaban aproximarse a un muro que bloqueaba el acceso a edificios gubernamentales cerca de la plaza Tahrir.   Continuación...

 
Varias ciudades de Egipto fueron escenario el viernes de enfrentamientos con la policía en el segundo aniversario del levantamiento que derrocó a Hosni Mubarak por las protestas contra el presidente electo islamista, al que acusan de traicionar la revolución. En la imagen del 25 de enero se puede ver a un manifestante haciendo un gesto a los antidisturbios en una calle cerca de la plaza Tahrir de El Cairo. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh