Twitter, obligado a identificar a tuiteros antisemitas en Francia

viernes 25 de enero de 2013 21:04 CET
 

PARIS (Reuters) - Un tribunal francés ha ordenado a Twitter que ayude a identificar a los autores de unos mensajes antisemitas o se enfrentará a multas de 1.000 euros al día, en momentos en que la red social afronta nuevas a presiones para combatir mensajes racistas y extremistas.

La orden, a petición de un sindicato estudiantil judío y de grupos en favor de los derechos humanos, se refiere a material antisemita pero podría abrir la puerta a la persecución legal de usuarios de Twitter que publican mensajes considerados ilegales u ofensivos.

"Esta es una decisión excelente, que esperemos que traiga el fin del sentimiento de impunidad que incentiva los peores excesos", dijo Stephane Lilti, abogado de los grupos que buscaban el fallo.

Los mensajes antisemitas comenzaron a aparecer el pasado octubre, y desde entonces se han eliminado.

El tribunal de París dio a Twitter, cuya política general es que no controla el contenido publicado en su red, 15 días para entregar los datos de identificación de las personas que han publicado mensajes juzgados como antisemitas.

También ordenó a Twitter que establezca un sistema en Francia que ayude a la agente a atraer su atención sobre contenidos ilegales. Bajo la ley francesa, la gente hallada culpable de incitar al odio racial puede ser encarcelada por un año y multada.

La abogada de Twitter en Francia, Alexandra Neri, declinó hacer comentarios.

Si no cumple el fallo, la firma -fundada en 2006 y que se jacta de tener 140 millones de usuarios activos al mes en todo el mundo- se enfrenta a multas diarias de 1.000 euros si los grupos que persiguieron la decisión lo solicitan, y que según Lilti no dudarán en hacer.

Un grupo de derechos implicado en el caso señaló rápidamente que el requerimiento judicial, aunque se limitaba al caso de los mensajes antisemitas, establecía un precedente que podría tener un impacto más amplio.   Continuación...

 
Un tribunal francés ha ordenado a Twitter que ayude a identificar a los autores de unos mensajes antisemitas o se enfrentará a multas de 1.000 euros al día, en momentos en que la red social afronta nuevas a presiones para combatir mensajes racistas y extremistas. En la imagen, el consejero delegado de Twitter, Dick Costolo, durante una conferencia en Cannes en junio de 2012. REUTERS/Eric Gaillard