Monte Paschi sube un mercado volátil, pese al escándalo de derivados

viernes 25 de enero de 2013 10:05 CET
 

MILAN (Reuters) - Las acciones de Banca Monte Paschi di Siena subían más de un 7 por ciento tras abrir a la baja en una sesión volátil y marcada por el escándalo en la entidad sobre las pérdidas en operaciones estructuradas.

Los accionistas del banco, el más antiguo del mundo, se reúnen el viernes para votar sobre una ampliación de capital necesaria para abrir el camino a la ayuda estatal.

Monte Paschi, que necesita un rescate de 3.900 millones de euros, dijo esta semana que unas operaciones de derivados deficitarias podrían suponer una pérdida de hasta 720 millones de euros.

El primer ministro italiano, Mario Monti, rechazó anoche las acusaciones de que las autoridades habían sido incapaces de detectar unas pérdidas operativas que amenazan el futuro del banco.

Como consecuencia del vínculo histórico del banco con el Patrido Democrático, la centro derecha y la izquierda han acusado al PD de mala gestión de la entidad y han criticado a Monti por utilizar el dinero de los contribuyentes para salvarla.

"Monte Paschi es peor que el caso de Parmalat. Intentaron salvar a Monte Paschi con una cantidad equivalente a lo que los italianos han pagado en impuestos a la vivienda", dijo el diputado de centro derecha, Stefano Saglia.

En una rueda de prensa en Davos, donde asiste al Foro Económico Mundial, Monti indicó que el caso no se debía a un descuido (regulatorio) y añadió que está dispuesto a debatir sobre este tema en el parlamento.

Esta mañana, Monti pidió una investigación profunda de la situación de Banca Monte di Paschi y agregó que el sistema regulatorio europeo debe ser revisado. El primer ministro italiano agrego que otros bancos italianos no se han visto afectados.

A las 0955 horas, Monte Paschi subía un 7,46 por ciento en bolsa.

 
Las acciones de Banca Monte Paschi di Siena subían más de un 7 por ciento tras abrir a la baja en una sesión volátil y marcada por el escándalo en la entidad sobre las pérdidas en operaciones estructuradas. En la imagen, la sede de Monte Paschi en Siena, el 24 de enero de 2013. REUTERS/Stefano Rellandini