23 de enero de 2013 / 21:20 / hace 5 años

La Cámara Baja de EEUU extiende a mayo el techo de la deuda

WASHINGTON (Reuters) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles un proyecto de ley impulsado por los republicanos que permite una extensión de la capacidad de endeudamiento del Gobierno federal hasta el 19 de mayo, y abre la puerta a que se apruebe por la vía rápida, tras recibir el apoyo del Senado liderado por los demócratas y la Casa Blanca.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles un proyecto de ley impulsado por los republicanos que permite una extensión de la capacidad de endeudamiento del Gobierno federal hasta el 19 de mayo, y abre la puerta a que se apruebe por la vía rápida, tras recibir el apoyo del Senado liderado por los demócratas y la Casa Blanca. Imagen del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, en una sesión conjunta con el Senado en Capitol Hill, en Washington, el 4 de enero. REUTERS/Jason Reed

La aprobación en la Cámara Baja, dominada por los republicanos, se produjo por 285 votos a favor y 144 en contra.

La medida evita por el momento la repetición del drama sobre el techo de la deuda en 2001 que sacudió los mercados y desembocó en la pérdida de la triple A de la calificación crediticia de Estados Unidos.

Se prevé que el Tesoro estadounidense acabe con toda la capacidad remanente de 16,4 billones de dólares establecido por el techo de deuda entre mediados de febrero y comienzos de marzo.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aplaudió el resultado de la votación legislativa, aunque reiteró que el Gobierno del presidente Barack Obama hubiera preferido una extensión más amplia para evitar alargar la incertidumbre.

Pero el líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, advirtió poco después de la votación que podrían aprovechar la próxima oportunidad - los recortes automáticos del gasto público previstos para marzo - para exigir “reformas” a Obama.

Los recortes automáticos, que fueron dejados de lado momentáneamente este mes en el acuerdo fiscal entre el Congreso y la Casa Blanca, “entrarán en vigor” salvo que Obama haga concesiones, dijo Boehner.

El proyecto busca que los demócratas del Senado entren en el debate al requerir que las dos cámaras aprueben una resolución formal de presupuesto para el 15 de abril. Si alguna de las dos no lo logra, el salario de los congresistas quedará suspendida hasta que se logre la aprobación.

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, afirmó que el Senado la pasará una vez que sea aprobada por la Cámara y la elogió por no llevar vinculados recortes del gasto público.

“El proyecto de ley que estamos aprobando hoy, creemos, nos dará la capacidad de tener un debate que durará varios meses sobre visiones en contraste”, dijo el presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, durante una desayuno con la prensa patrocinado por el periódico Wall Street Journal.

¿QUE PASA DESPUES?

Los próximos plazos finales fiscales con los que debe lidiar el Congreso son el inicio de recortes automáticos del gasto público para programas militares e internos el 1 de marzo y la expiración el 27 de marzo de la financiación necesaria para mantener en marcha agencias y programas federales.

El proyecto aprobado en la Cámara Baja evita una amenaza inmediata de una suspensión de pagos por parte de Estados Unidos hasta el 19 de mayo. No especifica una cuantía de la elevación del límite de endeudamiento, pero permite que pida préstamos por la cifra necesaria para cumplir con las obligaciones federales que deban ser pagadas para esa fecha.

De esta manera, el Congreso tendría que acordar un nuevo incremento del techo de endeudamiento, algo que no parece posible sin un plan de reducción de déficit más abarcador.

Boehner, quien la semana pasada dio a conocer el plan de una extensión de corto plazo, dijo que los republicanos de la Cámara de Representantes están decididos a aprobar un presupuesto que alcanzaría el equilibrio en 10 años.

Sin embargo, según expertos en presupuesto, alcanzar semejante meta - especialmente sin alzas de impuestos adicionales-, requeriría cortes masivos en el gasto federal mucho mayores a los previstos en presupuestos previos respaldados por republicanos.

/Por David Lawder/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below