Hillary Clinton se emociona al defender su gestión sobre Bengasi

miércoles 23 de enero de 2013 17:50 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se quedó sin palabras, emocionada, al defender el miércoles su gestión del ataque del 11 de septiembre de 2012 contra la legación estadounidense en Bengasi, un atentado que amenaza con mancillar su legado al frente del Departamento de Estado y socavar cualquier aspiración presidencial que aún pudiera tener.

En una intervención en ocasiones emotiva y en otras llena de energía, Clinton dijo en una sesión en el Senado que asume la responsabilidad por el ataque en el que murió el embajador estadounidense y otros tres compatriotas, pero también se defendió.

Interrumpió a un senador para contradecirle y enfatizó que no vio que hubiera peticiones para incrementar la seguridad de la legación en la ciudad libia.

Incluyó el incidente - el primero en que ha muerto un embajador estadounidense desde 1988 - en una larga historia de violencia de ese tipo, y también como resultado de la inestabilidad regional desde el inicio de revueltas populares de la "primavera árabe" en 2011.

El senador republicano Bob Corker repitió sus críticas al Gobierno de Barack Obama y dijo que tanto el ataque como la respuesta estadounidense mostraron una "desgraciada falta de preparación" para los acontecimientos que están teniendo lugar en la región.

Al hablar ante el Senado en una comparecencia retrasada más de un mes debido a sus problemas de salud, su voz se quebró cuando contó cómo consoló a los familiares.

"Para mí, esto no es solo una cuestión política, es personal", declaró ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado en la que probablemente será su última comparecencia antes de dejar el cargo.

"Abracé a las madres y padres, las hermanas y hermanos, los hijos e hijas y las mujeres que se han quedado solas para criar a sus hijos", agregó, con la voz quebrada, al contar la llegada de los ataúdes en una ceremonia celebrada en una base militar.

"FALTA DE LIDERAZGO"   Continuación...

 
La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se quedó sin palabras, emocionada, al defender el miércoles su gestión del ataque del 11 de septiembre de 2012 contra la legación estadounidense en Bengasi, un atentado que amenaza con mancillar su legado al frente del Departamento de Estado y socavar cualquier aspiración presidencial que aún pudiera tener. En la imagen, Clinton defiende enérgicamente su actuación durante su comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado en Capitol Hill en Washington el 23 de enero. REUTERS/Kevin Lamarque