Los israelíes acuden a unas elecciones que prevén la victoria de Netanyahu

martes 22 de enero de 2013 19:54 CET
 

JERUSALÉN (Reuters) - Los israelíes acudían el martes a votar en unas elecciones en la que se espera que el primer ministro Benjamin Netanyahu consiga un tercer mandato, abriendo el camino para la confrontación con Irán y reafirmando a los opositores a un Estado palestino.

Pero el partido Likud de Netanyahu, que ha forjado un pacto electoral con el grupo ultranacionalista Yisrael Beitenu, obtendría menos escaños en el Parlamento que en los comicios anteriores, y las encuestas muestran un ascenso en el respaldo al partido de ultraderecha Hogar Judío.

A seis horas del cierre de las urnas, el comité electoral israelí dijo que la asistencia era del 46,6 por ciento, superando el 41,9 por ciento registrado en 2009 y siendo el mayor nivel de asistencia a las urnas desde 1999, cuando Netanyahu - que cumplía su primer mandato - cayó derrotado ante el líder del partido Laborista Ehud Barak.

De cara a las elecciones del martes, los analistas habían especulado con que una alta asistencia beneficiaría a los partidos de centroizquierda que en ocasiones han tenido problemas para motivar a sus bases de votantes.

En una señal de preocupación por el posible aumento del centro, Netanyahu instó a sus partidarios a acudir a las urnas.

"Vayan, voten, y luego vuelvan a los cafés. Vayan a votar para que podamos liderar Israel porque (...) realmente no sabemos cómo va a terminar todo esto", dijo en declaraciones en instalaciones del partido Likud en Tel Aviv.

Fuentes políticas indicaron que Netanyahu, preocupado por su aparente caída en popularidad, se acercaría a los partidos de centroizquierda después de la votación en un esfuerzo por ampliar su coalición y presentar un aspecto más moderado a Washington y a otros aliados que observan atentos los avances del país.

El secretario británico de Exteriores, William Hague, advirtió que Israel estaba perdiendo apoyo internacional, al señalar que la idea de una solución al conflicto palestino-israelí con dos estados estaba prácticamente muerta por la expansión de los asentamientos judíos en territorios ocupados.

Unos 5,66 millones de israelíes están llamados a las urnas, y los centros electorales estarán abiertos hasta las 2000 GMT. Los resultados completos se conocerán el miércoles por la mañana, abriendo el camino para conversaciones sobre la conformación de la coalición que podrían tardar varias semanas.   Continuación...

 
Los israelíes acudían el martes a votar en unas elecciones en las que se esperaba que el primer ministro Benjamin Netanyahu consiguiera una tercera victoria, llevando al estado judío más a la derecha, lejos de la paz con los palestinos y hacia la confrontación con Irán. En la imagen, Netanyahu deposita una nota en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén tras votar en las elecciones parlamentarias, el 22 de enero de 2013. REUTERS/Uriel Sinai/Pool