Argelia dice que 37 extranjeros murieron en el ataque a la planta de gas

lunes 21 de enero de 2013 21:33 CET
 

ARGEL (Reuters) - Treinta y siete trabajadores extranjeros y un argelino murieron en una planta de gas ubicada en el desierto y cinco personas continúan desaparecidas tras el ataque lanzado por insurgentes islamistas, dijo el lunes el primer ministro de Argelia, que adjudicó la dirección del asalto a un hombre canadiense.

El primer ministro Abdelmalek Sellal dijo que 29 insurgentes islamistas murieron y tres fueron capturados con vida cuando las fuerzas argelinas recuperaron la instalación el sábado, poniendo fin a la peor crisis internacional de rehenes en décadas.

La mayoría de los hombres que participaron en la toma de rehenes, que duró cuatro días, eran originarios de varios estados del norte y el oeste de Africa.

Algunos datos todavía eran difíciles de confirmar, debido a que había cuerpos calcinados que impedían un reconocimiento. Las fuerzas argelinas seguían patrullando la zona.

El episodio es un duro golpe a la confianza en la seguridad de la industria de la energía argelina, vital para el desarrollo del país, y ha puesto la atención en los insurgentes islamistas en la región del Sahara. A esa zona, pero en Mali, Francia envió soldados para luchar contra rebeldes que obtuvieron armamento de Libia.

De los 38 rehenes fallecidos, de un total de unos 800 trabajadores en la instalación de gas de In Amenas, siete seguían sin ser identificados, dijo Sellal, quien destacó que se cree que son extranjeros.

Más temprano el lunes, una fuente de seguridad argelina dijo a Reuters que documentos encontrados tras registrar los cuerpos de dos milicianos los identificaron como canadienses, después de que fuerzas especiales revisaran el complejo tras el letal desenlace del asedio.

"Había un canadiense entre los milicianos. Estaba coordinando el ataque", dijo Sellal a periodistas.

El canadiense fue identificado como Chedad.   Continuación...

 
Un total de 37 trabajadores extranjeros murieron en la crisis de rehenes en una planta de gas del desierto de Argelia y siete aún están desaparecidos, dijo el lunes el primer ministro de ese país, Abdelmalek Sellal. En la imagen, equipos paramedicos trasladan a un hospital el féretro de uno de los rehenes muertos en la crisis de los rehenes de la planta de gas en In Amenas, el 21 de enero de 2013. REUTERS/Ramzi Boudina