Obama inicia su segundo mandato con una austera ceremonia de investidura

lunes 21 de enero de 2013 12:50 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - Cuatro años después de hacer historia al convertirse en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, Barack Obama inicia su segundo mandato el lunes con una ceremonia de investidura austera que refleja la disminución de las expectativas para su próximo periodo.

La persistencia de un paro elevado, las amargas batallas políticas y la disgregadora campaña por la reelección han disipado la sensación de optimismo y esperanza que caracterizó la toma de posesión de Obama en 2009, después de una abrumadora victoria electoral.

Esta vez, la investidura tendrá menos público y habrá menos celebraciones, en sintonía con la percepción del momento.

Cuando Obama levante su mano derecha para jurar ante el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, John Roberts, fuera del Capitolio a las 11.55 a.m. hora del Este de Estados Unidos (16:55 GMT), en realidad será la segunda vez que lo haga en 24 horas.

El domingo ya juró en privado en la Casa Blanca, debido al requisito constitucional de que el presidente tome posesión el 20 de enero.

En lugar de realizar la inauguración completa el domingo, los principales actos públicos fueron programados para el lunes.

Obama volverá a tomar juramento y dar su discurso inaugural desde el Capitolio ante la enorme explanada conocida como National Mall, donde se prevé que habrá una multitud de hasta 700.000 personas.

Eso sería un total mucho menor que el récord de 1,8 millones de personas que se congregaron en Washington en 2009 para su primera investidura.

El eje de la ceremonia será el discurso inaugural, que Obama usará para plantear en líneas generales su visión para sus próximos cuatro años en la Casa Blanca, pero sin entrar en las políticas en particular.   Continuación...

 
Cuatro años después de hacer historia al convertirse en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, Barack Obama inicia su segundo mandato el lunes con una ceremonia de investidura austera que refleja la disminución de las expectativas para su próximo periodo. En la imagen, un grupo de personas se reúne cerca del edificio del Capitoio, en Washington, el 20 de enero de 2013. REUTERS/Eric Thayer