Ataques suicidas coordinados en Kabul contra un edificio del Gobierno

lunes 21 de enero de 2013 12:40 CET
 

KABUL (Reuters) - Tres suicidas y dos hombres armados lanzaron un ataque de ocho horas el lunes contra la sede de la policía de tráfico afgana, dijeron responsables locales, en el segundo ataque coordinado contra un edificio del Gobierno en menos de una semana.

Los talibanes se atribuyeron la responsabilidad del asalto, que comenzó a las 6 de la mañana (0230 GMT) y en el que murieron los cinco atacantes y tres agentes de policía, dijeron responsables del Ministerio del Interior.

También planteó la posibilidad de que los insurgentes pongan a prueba a las fuerzas de seguridad afganas en Kabul tras una serie de ataques de importancia contra objetivos occidentales el año pasado.

La violencia en todo el país se ha incrementado en los últimos doce meses, desatando preocupaciones sobre cómo se las arreglarán las fuerzas de seguridad afganas, compuestas por 350.000 soldados, una vez que se retiren las fuerzas extranjeras a finales de 2014.

"Está muy claro que cuantas más y más responsabilidades toman las fuentes de seguridad afganas, más son atacadas por insurgentes", dijo el brigadier general Gunter Katz, portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF por sus siglas en inglés).

El ataque comenzó cuando tres suicidas detonaron bombas junto a la entrada principal y otros dos atacantes dispararon contra el edificio fortificado, dijo el viceministro del Interior el general Abdul Rahman.

Ambos estaban armados con rifles automáticos y pasaron las siguientes ocho horas en una batalla con las fuerzas de seguridad a las afueras del edificio, situado entre dos centros policiales y cerca del Parlamento y una carretera habitualmente usada por los parlamentarios afganos.

 
Tres suicidas y dos hombres armados lanzaron un ataque de ocho horas el lunes contra la sede de la policía de tráfico afgana, dijeron responsables locales, en el segundo ataque coordinado contra un edificio del Gobierno en menos de una semana. En la imagen, agentes de policía afganos corren hacia la sede de la policía de tráfico en Kabul, el 21 de enero de 2013. REUTERS/Omar Sobhani