Los secuestradores de Argelia amenazan con nuevos ataques, según medios

lunes 21 de enero de 2013 11:54 CET
 

DUBÁI (Reuters) - La Brigada Mulathameen, que se atribuyó la masiva toma de rehenes en Argelia, amenazó con realizar más ataques a menos que las potencias occidentales pongan fin a lo que calificó como una agresión contra los musulmanes en el vecino Mali, de acuerdo con el servicio de supervisión SITE.

En un comunicado divulgado el lunes, el grupo vinculado con Al Qaeda, cuyo nombre significa "Los Enmascarados", dijo que los captores habían ofrecido negociaciones para liberar a los prisioneros retenidos en una planta de gas en Argelia, pero que las autoridades argelinas usaron la fuerza militar, informó SITE.

El comunicado fue publicado por la Agencia de Noticias Nouakchott, con sede en Mauritania, de acuerdo con SITE, que sigue las declaraciones de los milicianos.

La Brigada dijo que intentaría realizar nuevos ataques como ese si no se detiene la participación militar occidental en el norte de Mali, que los grupos milicianos denominan Azawad y donde las fuerzas francesas luchan para poner fin al control de los grupos islamistas.

"Prometemos a todos los países que participaron en la campaña de los cruzados contra la región de Azawad que realizaremos más operaciones si no revierten su decisión", dijo el comunicado.

La cifra de rehenes muertos del asedio de cuatro días en la planta de gas, ubicada en el interior del Sáhara, que estaba repleta de trabajadores argelinos y de otros países, ha subido a casi 60.

 
La Brigada Mulathameen, que se atribuyó la masiva toma de rehenes en Argelia, amenazó con realizar más ataques a menos que las potencias occidentales pongan fin a lo que calificó como una agresión contra los musulmanes en el vecino Mali, de acuerdo con el servicio de supervisión SITE. En la imagen, un soldado argelino en un punto de control que indica Tigantourine el lugar del secuestro, a 10 km, el 19 de enero de 2013. REUTERS/Ramzi Boudina