Rajoy: "No me temblará la mano ante conductas impropias"

sábado 19 de enero de 2013 13:22 CET
 

MADRID (Reuters) - El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, defendió el sábado la honradez de los miembros de su formación, pero dijo que actuaría con mano firme en caso de que se demuestren las recientes acusaciones de corrupción en el seno del partido que gobierna España.

El jefe del Gobierno respondía así a la noticia conocida esta semana de que su ex tesorero Luis Bárcenas tenía cuentas millonarias en Suiza y a una información del diario El Mundo que, citando cinco fuentes del partido, apuntaba el viernes a que altos cargos del partido recibieron sobresueldos del ex responsable de la contabilidad del partido.

"No puedo estar de acuerdo con las acusaciones generalizadas. No es aceptable que se diga que en política todo es sucio. No es cierto y es injusto, porque he visto a mucha gente que ha trabajado mucho y bien en la política", dijo Rajoy en la reunión intermunicipal del PP en Almería.

"Ahora bien, si alguna vez tuviera conocimiento de conductas impropias, no me temblará la mano (...) porque sé que es una de mis responsabilidades y no la menor", añadió.

Se trataba de las primeras declaraciones del presidente de la formación conservadora desde que el miércoles fuentes judiciales informaran de que Bárcenas, imputado en un caso de corrupción, contaba con varias cuentas en Suiza, una de las cuales llegó a tener 22 millones de euros.

El ex tesorero, vinculado al PP durante 30 años antes de dejar su militancia en 2010 a raíz de su imputación, asegura que ese dinero procede de actividades empresariales fuera de España y que regularizó en parte esa cifra ante Hacienda el año pasado.

En el llamado "caso Gürtel", Bárcenas está acusado de cohecho y blanqueo de dinero por recibir presuntamente dinero de una red de corrupción a cambio de favores empresariales como adjudicaciones públicas.

Rajoy, que no citó a Bárcenas por su nombre, se limitó a decir que "había personas que ya no estaban en el partido" y respaldó a los tres secretarios generales - Ángel Acebes, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal - que ayer defendieron la legalidad de la contabilidad del partido.

Los numerosos casos de corrupción que se han venido destapando en los últimos meses en España han generado el descrédito hacia los políticos en un momento en que la ciudadanía afronta duros recortes sociales.   Continuación...

 
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, defendió el sábado la honradez de los miembros de su formación, pero dijo que actuaría con mano firme en caso de que se demuestren las recientes acusaciones de corrupción en el partido que hoy gobierna España. En la imagen, Rajoy en Moncloa el 28 de diciembre de 2012. REUTERS/Juan Medina