Sigue habiendo rehenes desaparecidos en Argelia tras el asalto

viernes 18 de enero de 2013 11:26 CET
 

ARGEL (Reuters) - Al menos 22 rehenes extranjeros seguían el viernes en paradero desconocido después de que las fuerzas argelinas irrumpieran en un complejo gasístico en el desierto para liberar a cientos de prisioneros capturados por islamistas, en una operación en la que murieron decenas de rehenes.

Mientras los dirigentes occidentales exigen detalles del asalto que, según dijeron, lanzó Argelia el jueves sin consultarles, una fuente local indicó que la instalación de gas todavía estaba rodeada por las fuerzas especiales argelinas y que algunos rehenes permanecen en el interior.

Treinta rehenes, entre ellos varios occidentales, murieron durante el asalto del jueves, según la fuente, junto con al menos 11 de sus captores, quienes afirmaron que habían tomado el lugar como represalia por la intervención francesa contra los islamistas en la vecina Mali.

Catorce japoneses estaban entre los que seguían en paradero desconocido en las primeras horas del viernes, dijo su empleador japonés, mientras que la compañía energética noruega Statoil, que administra el yacimiento de gas Tigantourine con la británica BP y la empresa petrolera nacional de Argelia, indicó que ocho empleados noruegos siguen desaparecidos.

Un ingeniero irlandés que sobrevivió contó que vio cómo cuatro jeeps llenos de rehenes eran volados por las tropas argelinas, cuyos comandantes dijeron que entraron en acción unas 30 horas después de que comenzara el sitio debido a que los atacantes exigieron que se les permitiera llevar a sus rehenes al extranjero.

La crisis plantea un serio dilema para París y sus socios, después de que las tropas francesas atacaran a los aliados de los secuestradores en Mali. También continúan los interrogantes sobre la capacidad de Argelia para proteger unos recursos energéticos vitales y ha tensado sus relaciones con las potencias occidentales.

Dos japoneses, dos británicos y un ciudadano francés estaban entre los al menos siete extranjeros muertos, dijo la fuente a Reuters. Ocho rehenes que perdieron la vida eran argelinos. Las nacionalidades de los demás, así como de quizás decenas más que lograron escapar, no estaban claras. Unos 600 trabajadores argelinos locales, menos vigilados, sobrevivieron.

Una fuente diplomática dijo que Reino Unido no había recibido ninguna información que indique que la situación de los rehenes hubiera concluido.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, canceló parte de su viaje en el sudeste de Asia, su primer gira al extranjero desde que asumió el cargo, y volará a casa antes debido a la crisis de los rehenes, dijo el viernes el portavoz del Gobierno de Japón.   Continuación...

 
Al menos 22 rehenes extranjeros seguían el viernes en paradero desconocido después de que las fuerzas argelinas irrumpieran en un complejo gasístico en el desierto para liberar a cientos de prisioneros capturados por islamistas, en una operación en la que murieron decenas de rehenes. En esta foto de archivo de 2005, la planta de gas de Amenas en una instantánea proporcionada por Scanpix. REUTERS/Kjetil Alsvik/Statoil via Scanpix