Mueren 30 rehenes en el asalto al campo de gas en Argelia

jueves 17 de enero de 2013 23:13 CET
 

ARGEL (Reuters) - Treinta rehenes murieron, entre ellos al menos siete extranjeros, durante una operación de rescate de las fuerzas argelinas en una planta gasífera en el desierto capturada por militantes islamistas, dijo una fuente de seguridad local, en una de las mayores crisis internacionales con rehenes en décadas.

La fuente dijo a Reuters que entre los rehenes fallecidos había ocho argelinos, dos japoneses, dos británicos y un francés. La nacionalidad de los demás fallecidos no estaba clara.

También murieron al menos 11 militantes durante la operación militar, entre ellos dos argelinos -uno de ellos el líder de los secuestradores, Tahar Ben Cheneb-, tres egipcios, dos tunecinos, dos libios, un maliense y un ciudadano francés.

Otra fuente local dijo a Reuters que tres rehenes habían sido liberados por el Ejército en la operación, que terminó entrada la noche.

Las noticias sobre prisioneros fallecidos en el rápido desarrollo de acontecimientos generaron un coro de expresiones de inquietud por parte de líderes occidentales.

El pulso comenzó el miércoles de madrugada, cuando milicianos que se presentaron como el Batallón de Sangre tomaron las instalaciones. Dijeron tener a 41 extranjeros prisioneros y pidieron que Francia detuviera su operación militar contra otras milicianos islamistas vinculados a Al Qaeda en la vecina Mali.

La incursión elevó los temores a que yihadistas armados puedan lanzar nuevos ataques en Argelia, un amplio país desértico con grandes reservas de gas y petróleo, que se está recuperando de un largo conflicto con rebeldes islamistas en los años 90 en el que murieron unas 200.000 personas.

Medios de la región y diversas fuentes ofrecieron durante la tarde cifras contradictorias de rehenes fallecidos, liberados o retenidos, noticias que resultaban difíciles de confirmar.

Un trabajador argelino que logró escapar dijo a Reuters que los secuestradores dijeron a los rehenes que no lastimarían a los musulmanes pero podrían matar a los occidentales "cristianos e infieles".   Continuación...

 
Treinta rehenes murieron, entre ellos al menos siete extranjeros, durante una operación de rescate de las fuerzas argelinas en una planta gasífera en el desierto capturada por militantes islamistas, dijo una fuente de seguridad local, en una de las mayores crisis internacionales con rehenes en décadas. En la imagen, un cartel indicador de In Amenas, aunos 100 kilómetros de la frontera de Argelia y Libia, en esta imagen sin fecha proporcionada por la firma noruega de petróleo Statoil, el 16 de enero de 2013. ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UN TERCERO. REUTERS LA DISTRIBUYE, EXACTAMENTE COMO LA RECIBIÓ, COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES.