El Gobierno lanza el alquiler de viviendas para desahuciados

jueves 17 de enero de 2013 20:26 CET
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno firmó el jueves un convenio con la banca para movilizar casi 6.000 viviendas en alquiler a precio reducido dirigidas a la población más vulnerable afectada por el drama de los desahucios.

En una de las caras más crudas de la crisis económica y el estallido de la burbuja inmobiliaria en el país, el Ministerio de Economía estimó en noviembre que alrededor de 120.000 familias estarían en situación de acogerse al llamado Fondo Social de Viviendas en Alquiler.

El fondo forma parte de una serie de medidas aprobadas en un Real Decreto de medidas urgentes para proteger a los deudores hipotecarios aprobado el pasado mes de noviembre y promovido por el movimiento social y político que se generó a raíz de la publicidad y protestas de numerosos desahucios, algunos de los cuales terminaron en suicidio.

No obstante, las medidas han sido muy criticadas por diversos colectivos, que destacan lo limitado de la propuesta y critican, entre otros aspectos de la ley hipotecaria, que, al contrario de lo que ocurre en otros países, no se permita de manera generalizada la entrega de un piso para cancelar una deuda hipotecaria.

Críticos al decreto como la asociación de consumidores ADICAE o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) consideran además que la reforma es un parche a los problemas de fondo - como las prácticas abusivas en hipotecas - y que ha faltado valentía ante la oposición de los bancos a que se hicieran modificaciones más amplias que perjudicaran sus balances.

"Esta moratoria (parcial en los pagos de las hipotecas contemplada en el Real Decreto) es insuficiente porque excluye a la mayoría de gente afectada a través de requisitos que son arbitrarios y discriminatorios", dijo la PAH en un comunicado reciente.

"No aborda el problema de la deuda: sólo prevé una moratoria del desahucio como máximo durante dos años en unos pocos casos (...) el Decreto puede empeorar la situación porque ignora que toda la gente afectada por desahucio de vivienda habitual es un caso de extremada vulnerabilidad", añadió.

Un total de 33 bancos han aportado 5.891 viviendas al fondo, que las alquilará a familias desalojadas bajo distintos requisitos a precios de entre 150 y 400 euros al mes, con un límite máximo del 30 por ciento de los ingresos netos totales de la unidad familiar.

Además de los bancos, en el convenio participan los ministerios de Economía, Sanidad y Fomento, el Banco de España, la Federación de Municipios y las organizaciones no gubernamentales asociadas en la Plataforma del Tercer Sector.   Continuación...

 
El Gobierno firmó el jueves un convenio con la banca para movilizar casi 6.000 viviendas en alquiler a precio reducido dirigidas a la población más vulnerable afectada por el drama de los desahucios. En la imagen del 4 de enero se puede ver a una mujer durante una manifestación contra los desahucios tras el suicidio de dos afectados en Málaga. REUTERS/Jon Nazca