17 de enero de 2013 / 18:43 / en 5 años

Hollande: La crisis de los rehenes justifica la operación en Mali

La crisis de los rehenes en Argelia demuestra que la intervención francesa en Mali está justificada, dijo el jueves el presidente galo, François Hollande, después de que sus aliados de la Unión Europea acordaran el envío de una misión para formar al Ejército maliense contra los rebeldes vinculados con Al Qaeda que controlan el norte del país. Imagen de Hollande en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho (que no aparece) el 17 de enero en el Palacio del Elíseo en París.Philippe Wojazer

PARÍS/BRUSELAS (Reuters) - La crisis de los rehenes en Argelia demuestra que la intervención francesa en Mali está justificada, dijo el jueves el presidente galo, François Hollande, después de que sus aliados de la Unión Europea acordaran el envío de una misión para formar al Ejército maliense contra los rebeldes vinculados con Al Qaeda que controlan el norte del país.

Hollande dijo que los acontecimientos parecen haber dado un giro "dramático" en la planta de gas en el desértico sur de Argelia donde un grupo yihadista secuestró el miércoles a decenas de trabajadores extranjeros y argelinos, pero que aún no tenía información suficiente para valorar la situación.

Sin embargo, añadió, "lo que ocurre en Argelia proporciona más evidencias de que mi decisión de intervenir en Mali estaba justificada".

Sus declaraciones al principio de una conferencia con dirigentes empresariales llegaron tras la confusión desatada por el asalto del Ejército argelino a la planta en el Sáhara, en una operación en la que habrían muerto seis rehenes extranjeros y 25 habrían conseguido escapar, según fuentes argelinas.

La implicación occidental en el conflicto maliense aumentó con la toma de rehenes por parte de un grupo yihadista que exigió el fin de la operación francesa en Mali para dejarlos en libertad.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los países de la Unión Europea acordaron el jueves enviar más de 200 militares para formar a las tropas gubernamentales malienses, en un proyecto que llevaba discutiéndose desde hace meses, pero que adoptó un carácter de urgencia con el inicio de la intervención francesa en el país del oeste de África hace una semana.

Hollande decidió intervenir ante el avance de los combatientes rebeldes hacia la capital maliense, Bamako, primero con ataques aéreos y a partir del miércoles con una operación en tierra.

El visto bueno de sus socios europeos tuvo lugar en una reunión de urgencia celebrada en Bruselas.

Los gobiernos europeos pretenden formar al Ejército maliense, plagado por divisiones políticas y que ha sufrido fuertes derrotas a manos de los rebeldes, pero no han mostrado ninguna intención de adoptar un papel de combate.

"Junto con la respuesta militar que están encabezando los franceses necesitamos trabajar en la formación de las fuerzas malienses para que puedan ejercer el control sobre su propio territorio", dijo antes del encuentro el ministro británico para Europa, David Lidington.

Los gobiernos temen que el norte de Mali se haya convertido en un refugio para diversos grupos integristas islámicos y una base para atentados en Europa.

La misión europea, que espera estar en marcha a mediados de febrero, incluirá a entre 200 y 250 militares, así como personal de seguridad. Proporcionará formación bélica básica, asesorará a las autoridades malienses sobre estructura de mando y logística y dará instrucción en cuestiones como la gestión de prisioneros. Pero no asesorará sobre el desarrollo de la guerra.

"No iremos al norte. Nos quedaremos en las zonas de entrenamiento", dijo un alto cargo de la UE.

PARTICIPACIÓN AFRICANA

Francia está deseosa de transferir el liderazgo de su operación a las tropas malienses y las prometidas por los países de la organización del oeste de África ECOWAS. El ministro galo de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, dijo que eso supone que sus socios europeos tendrían que ayudar más.

"Tienen que entender que aunque Francia es el líder, todos los países europeos están afectados por el terrorismo", manifestó a los periodistas en Bruselas.

Un contingente de unos 100 soldados togoleses aterrizaron el jueves en Bamako, siendo los primeros de los miles que se espera que integren la misión africana.

El comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, dijo que la UE financiará con 50 millones de euros la misión de Ecowas y mencionó la posibilidad de descongelar 250 millones en ayuda para Mali congelada tras el golpe de Estado de marzo de 2012 tras el cual comenzó el avance rebelde en el norte.

A cambio, quiere que el Gobierno maliense actúe con rapidez para reunificar el país y organizar elecciones.

Sobre el terreno, tropas francesas tenían rodeada la localidad de Diabaly, encerrando a los rebeldes islamistas que la capturaron hace tres días, a la espera de la llegada de las tropas africanas.

Los franceses no lanzaron un asalto sobre el pueblo puesto que los rebeldes con vinculados con Al Qaeda se habían refugiado en las casas de civiles.

"Los islamistas siguen en Diabaly. Hay muchos de ellos. Cada vez que escuchan un avión, corren a las casas, traumatizando a la gente", dijo una mujer que huyó del pueblo con sus tres hijos durante la noche.

Francia comenzó el miércoles la intervención militar en tierra contra la coalición formada por Al Qaeda en el Norte de África (AQMI) y los grupos yihadistas locales Ansar Dine y MUJWA.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below