Hollande: La crisis de los rehenes justifica la operación en Mali

jueves 17 de enero de 2013 20:09 CET
 

PARÍS/BRUSELAS (Reuters) - La crisis de los rehenes en Argelia demuestra que la intervención francesa en Mali está justificada, dijo el jueves el presidente galo, François Hollande, después de que sus aliados de la Unión Europea acordaran el envío de una misión para formar al Ejército maliense contra los rebeldes vinculados con Al Qaeda que controlan el norte del país.

Hollande dijo que los acontecimientos parecen haber dado un giro "dramático" en la planta de gas en el desértico sur de Argelia donde un grupo yihadista secuestró el miércoles a decenas de trabajadores extranjeros y argelinos, pero que aún no tenía información suficiente para valorar la situación.

Sin embargo, añadió, "lo que ocurre en Argelia proporciona más evidencias de que mi decisión de intervenir en Mali estaba justificada".

Sus declaraciones al principio de una conferencia con dirigentes empresariales llegaron tras la confusión desatada por el asalto del Ejército argelino a la planta en el Sáhara, en una operación en la que habrían muerto seis rehenes extranjeros y 25 habrían conseguido escapar, según fuentes argelinas.

La implicación occidental en el conflicto maliense aumentó con la toma de rehenes por parte de un grupo yihadista que exigió el fin de la operación francesa en Mali para dejarlos en libertad.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los países de la Unión Europea acordaron el jueves enviar más de 200 militares para formar a las tropas gubernamentales malienses, en un proyecto que llevaba discutiéndose desde hace meses, pero que adoptó un carácter de urgencia con el inicio de la intervención francesa en el país del oeste de África hace una semana.

Hollande decidió intervenir ante el avance de los combatientes rebeldes hacia la capital maliense, Bamako, primero con ataques aéreos y a partir del miércoles con una operación en tierra.

El visto bueno de sus socios europeos tuvo lugar en una reunión de urgencia celebrada en Bruselas.

Los gobiernos europeos pretenden formar al Ejército maliense, plagado por divisiones políticas y que ha sufrido fuertes derrotas a manos de los rebeldes, pero no han mostrado ninguna intención de adoptar un papel de combate.   Continuación...

 
La crisis de los rehenes en Argelia demuestra que la intervención francesa en Mali está justificada, dijo el jueves el presidente galo, François Hollande, después de que sus aliados de la Unión Europea acordaran el envío de una misión para formar al Ejército maliense contra los rebeldes vinculados con Al Qaeda que controlan el norte del país. Imagen de Hollande en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho (que no aparece) el 17 de enero en el Palacio del Elíseo en París. REUTERS/Philippe Wojazer