El primer ministro italiano Monti se opone al matrimonio gay

jueves 17 de enero de 2013 17:21 CET
 

ROMA (Reuters) - El primer ministro italiano, Mario Monti, ha dicho que se opone a los matrimonios del mismo sexo y a que las parejas gay puedan adoptar, sumergiéndose en un debate cada vez más tenso en el centro del catolicismo un mes antes de unas elecciones en las que aspira a un segundo mandato.

"Pienso que la familia debería estar compuesta por un hombre y una mujer, y considero necesario que los niños crezcan con un padre y una madre", dijo Monti en una entrevista en televisión a última hora del miércoles.

"El Parlamento puede hallar otras soluciones para otro tipo de uniones y convivencias".

Fue la primera vez que el ex profesor de económicas ha introducido un tema social en su campaña.

Nombrado como un tecnócrata apolítico en sustitución de Silvio Berlusconi hace 14 meses para salvar al país de una crisis de deuda como la griega que amenazaba el euro, Monti se había mantenido previamente en el círculo de los asuntos económicos, como el alto desempleo y la recesión en Italia.

El asunto del matrimonio gay y la adopción saltó a la primera plana del debate nacional esta semana después de que el tribunal italiano de mayor rango rechazara la apelación de un padre para impedir que su hijo viviera con su madre y su pareja, otra mujer, alegando que sería educado de forma desequilibrada.

Los comentarios de Monti, probablemente coincidirán con el bloque de votantes devotos católicos y socialmente conservadores, se producen mientras su agrupación centrista perdía fuerza en las encuestas de opinión.

El apoyo a su agrupación cayó a un 14,8 por ciento en una encuesta realizada el 14 de enero desde el 15,4 por ciento una semana antes. El apoyo a la coalición rival encabezada por Berlusconi subió 1,9 puntos a 26,3 por ciento en el mismo periodo. La encuesta del instituto de investigación Tecne fue publicada el martes.

/Por Naomi O'Leary/

 
El primer ministro italiano, Mario Monti, ha dicho que se opone a los matrimonios del mismo sexo y a que las parejas gay puedan adoptar, sumergiéndose en un debate cada vez más tenso en el centro del catolicismo un mes antes de unas elecciones en las que aspira a un segundo mandato. En la imagen, Monti en un programa de la televisión italiana en Roma, el 14 de enero de 2013. REUTERS/Alessandro Bianchi