17 de enero de 2013 / 13:37 / hace 5 años

Un ataque gubernamental en Homs causa 106 muertos, según un informe

BEIRUT (Reuters) - Más de 100 personas murieron fusiladas, acuchilladas y posiblemente quemadas en la ciudad siria de Homs esta semana, en un hecho descrito por un grupo activista como una “masacre” perpetrada por fuerzas leales al presidente Bashar el Asad.

Más de 100 personas murieron fusiladas, acuchilladas y posiblemente quemadas en la ciudad siria de Homs esta semana, en un hecho descrito por un grupo activista como una "masacre" perpetrada por fuerzas leales al presidente Bashar el Asad. En la imagen, un coche dañado y edificios destruidos cubiertos de nieve en Homs, el 10 de enero de 2013. REUTERS/Yazan Homsy

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que tiene su sede en Reino Unido, dijo que había mujeres y niños entre las 106 víctimas asesinadas cuando fuerzas progubernamentales irrumpieron en Basatin al-Huwaisa, un empobrecido distrito de la ciudad del centro de Siria.

Reuters no pudo confirmar de forma independiente las informaciones por las restricciones a la prensa.

“El Observatorio tiene los nombres de 14 miembros de una familia, incluidos tres niños, e información de otras familias que fueron completamente asesinadas, entre ellas una de 32 integrantes”, dijo a Reuters el jefe del observatorio, Rami Abdelrahman.

“Esto debe ser investigado por Naciones Unidas”, dijo Abdelrahman, un sirio que tiene documentadas violaciones de los derechos humanos en Siria desde 2006 y que ahora reporta las muertes de ambos bandos en el conflicto que ya lleva 22 meses.

En mayo de 2011, la provincia de Homs fue escenario de la matanza de 108 personas, incluidos nueve niños y 34 mujeres, en el pueblo de Hula. Controladores de la ONU responsabilizaron al Ejército y las milicias pro Asad de esa masacre.

Homs fue escenario de algunas de las mayores protestas contra el presidente al comienzo de la revuelta y ha padecido fuertes bombardeos que arrasaron vecindarios enteros y causaron la muerte de miles de personas, mientras el Ejército atacaba a los rebeldes que se movían por la ciudad.

Naciones Unidas envió observadores a Siria en abril de 2011, pero tras varios ataques a sus comitivas, dejaron el país en agosto quejándose de que ambos bandos habían elegido el camino de la guerra.

Abu Yazen, activista de la oposición en Homs, dijo que el Ejército Libre de Siria - de la insurgencia - ocasionalmente entró en los campos de Basatin al Hasawiya para atacar una academia militar cercana.

“Las fuerzas de Asad culpan a los civiles de permitir a los rebeldes entrar en la zona”, señaló.

Otro activista manifestó que no estaba claro qué grupo llevó adelante el ataque, pero dijo que algunas de las víctimas parecían haber sido quemadas después de muertas, algo que la oposición dice que suele realizar la milicia progubernamental ‘shabbiha’.

No obstante, muchas casas habían sido incendiadas durante la redada, lo que podría explicar que los cuerpos se hayan quemado.

La ‘shabbiha’ está formada fundamentalmente por alauíes, una rama del islam chií a la que pertenece Asad. Homs ha registrado la peor violencia sectaria entre alauíes y otras minorías contra la mayoría suní que lidera la revuelta.

La injerencia externa no ha logrado detener la violencia pese a los informes y videos de varios asesinatos masivos, en su mayoría adjudicados a las fuerzas pro Asad aunque algunos también llevados a cabo por insurgentes.

/Por Oliver Holmes/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below