Virginia ejecuta a un condenado por asesinato que pidió la pena de muerte

jueves 17 de enero de 2013 09:19 CET
 

PORTSMOUTH, Virgina (Reuters) - Un hombre que admitió estrangular a dos compañeros de prisión y amenazó con seguir matando hasta que se le aplicase la pena de muerte fue ejecutado el miércoles en Virginia, la primera vez que el estado estadounidense ha utilizado la silla eléctrica en casi tres años.

Robert Charles Gleason Jr., de 42 años, fue declarado muerto a las 02:08 GMT del jueves, dijo portavoz del Departamento Penitenciario de Virginia Larry Traylor.

En su última declaración, Gleason pronunció la frase en gaélico irlandés "Pog Mo Thoin", ("bésame el culo" en castellano) , dijo Traylor.

Gleason dijo que quería la pena de muerte a pesar de los intentos de sus abogados de oficio de detener la ejecución y someterle a una evaluación sobre su capacidades mentales.

Los abogados había argumentado que el tiempo que pasó aislado en el corredor de la muerte le dejaron incapaz de tomar decisiones racionales, una reclamación que las autoridades rechazaron.

Gleason ha sido el primer preso en ser ejecutado este año en Estados Unidos, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, un grupo que realiza un seguimiento de los casos de pena capital.

Virginia es uno de los nuevo estados de EEUU donde los presos pueden elegir ser ejecutado por electrocución o por inyección letal, el método más utilizado en Estados Unidos.

 
Un hombre que admitió estrangular a dos compañeros de prisión y amenazó con seguir matando hasta que se le aplicase la pena de muerte fue ejecutado el miércoles en Virginia, la primera vez que el estado estadounidense ha utilizado la silla eléctrica en casi tres años. En la imagen, una foto de archivo de Robert Gleason Jr de marzo de 2011, facilitada por el Departamento Penitenciario de Virgnia el 15 de enero de 2013. REUTERS/Virginia Dept of Corrections