Obama anuncia el mayor plan de control de armas en EEUU en décadas

miércoles 16 de enero de 2013 22:21 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó el miércoles el mayor impulso en control de armas registrado en el país en varias generaciones, instando al Congreso a aprobar una prohibición a las armas de asalto y comprobaciones de antecedentes para todos los compradores de armas, para evitar tiroteos masivos como la masacre en la escuela de Newtown.

Al presentar un amplio plan de acciones ejecutivas y legislativas para controlar la violencia con armas de fuego, el presidente planteó un feroz enfrentamiento con el poderoso grupo de presión proarmas estadounidense y sus partidarios en el Congreso, que se resistirán a medidas que consideran un atropello a su derecho constitucional a portar armas.

El mandatario presentó su agenda en la Casa Blanca, en un evento al que asistieron familiares de algunos de los 20 niños de primaria asesinados en la escuela primaria Sandy Hook de Connecticut el 14 de diciembre.

"No podemos aplazar más esto", dijo Obama, comprometiéndose a usar "todo el peso de su cargo" para convertir sus propuestas en realidad. "El Congreso debe actuar rápido", añadió.

En un indicio de lo agria que será la batalla por el control de armas, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en sus siglas en inglés) emitió un anuncio horas antes de la intervención de Obama en el que acusa al presidente hipocresía por aceptar protección arma del Servicio Secreto para sus hijas. La Casa Blanca condenó el anuncio como "repugnante".

Hasta ahora, Obama no había hecho mucho por cambiar la cultura armamentística del país. Pero apenas unos días antes de su segunda investidura, parece decidido a defender el control de armas en su nueva legislatura, que también estará dominada por enfrentamientos por la deuda en el Congreso y un probable debate sobre la reforma de inmigración.

Su plan contempla pedir al Congreso que renueve la prohibición sobre las armas de asalto que expiró en 2004, que requiera comprobaciones de historial en todas las ventas de armas, incluyendo cerrar un agujero legal para las ventas en ferias de armas, y que apruebe una nueva ley federal de tráfico de armas que llevan tiempo pidiendo los alcaldes para mantener las armas de otros estados fuera de sus calles.

El presidente también anunció 23 medidas que pretende tomar inmediatamente sin aprobación del Congreso. Entre ellas, mejorar el sistema existente de control de antecedentes, levantar la veda a la investigación federal sobre violencia armada, poner más asesores en las escuelas y mejorar el acceso a servicios de salud mental.

BATALLA POR LAS ARMAS DE ASALTO   Continuación...

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso el miércoles una nueva prohibición sobre armas de asalto y revisiones de antecedentes más estrictas para los compradores de armas, en un paquete de propuestas para reducir la violencia armada tras la matanza de 20 niños y seis adultos en una escuela de Connecticut el mes pasado. En la imagen, Obama presenta sus propuestsa con el presidente Joe Biden en un segundo plano, el 16 de enero de 2013. REUTERS/Larry Downing