Francia da por muerto a un rehén durante su intento de rescate en Somalia

sábado 12 de enero de 2013 18:29 CET
 

PARIS, MOGADISCIO (Reuters) - Francia envió soldados a Somalia para rescatar a un agente secreto que estaba secuestrado por los insurgentes desde 2009, pero dijo el sábado que cree que este murió a manos de sus captores junto a un soldado francés durante la operación.

El equipo de la agencia de inteligencia viajó en helicóptero al sur de Somalia amparados en la oscuridad para tratar de liberar a Denis Allex del grupo vinculado con Al Qaeda al Shabaab, el mismo día en que Francia lanzaba ataques aéreos contra extremistas islámicos en Mali.

El ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, dijo que las operaciones no estaban relacionadas, pero a Francia le preocupaba que otros rehenes retenidos en África estarían en riesgo si intervenían contra combatientes cercanos a Al Qaeda al otro lado del continente.

La operación en Somalia y el envío de tropas a Mali, donde murió un piloto en combate, suponen la mayor prueba en política exterior desde que el presidente François Hollande fue elegido en mayo.

Francia tiene a ocho ciudadanos en manos de los islamistas en el Sáhara después de una serie de secuestros.

"Los comandos irrumpieron la pasada noche en el lugar en que Allex estaba detenido e inmediatamente se enfrentaron a una fuerte resistencia", dijo Le Drian en una conferencia de prensa.

"Tuvieron lugar intensos combates, durante los cuales - y ahora hablo con cautela - todo nos lleva a pensar que Denis Allex murió desafortunadamente a manos de sus captores".

Al Shabaab, que mantenía secuestrado a Allex desde julio de 2009, dijo en un comunicado que él todavía estaba vivo y que estaba retenido en una ubicación lejos de la base donde los helicópteros franceses atacaron.

"El soldado francés herido está ahora bajo custodia de los muyahidines y Allex sigue ileso y lejos de la localización de la batalla", dijo.   Continuación...

 
Francia envió soldados a Somalia para rescatar a un agente secreto que estaba secuestrado por los insurgentes desde 2009, pero dijo el sábado que cree que este murió a manos de sus captores junto a un soldado francés durante la operación. En la imagen, el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, a su llegada a una reunión en el Palacio del Elíseo, en París, el 12 de enero de 2013. REUTERS/Christian Hartmann