Enfermo en Cuba, Chávez se pierde su fiesta de toma de posesión

jueves 10 de enero de 2013 22:55 CET
 

CARACAS (Reuters) - Los seguidores del convaleciente Hugo Chávez celebraban el jueves el inicio de su nuevo mandato presidencial en Venezuela, un festejo marcado por la ausencia del líder socialista que acrecienta las dudas sobre si podrá retomar el poder tras casi un mes de hospitalización en Cuba por el cáncer que padece.

El aplazamiento indefinido de su toma de posesión -la primera en la historia de Venezuela- dejó en evidencia la gravedad del estado de salud del militar retirado, quien no ha sido visto ni oído en público desde que anunció que debía someterse a una operación quirúrgica de emergencia en La Habana, la cuarta en 18 meses.

Miles de chavistas se agolparon para la "juramentación simbólica" en los alrededores del palacio presidencial de Miraflores, bailando al ritmo de la salsa y los tambores, usando camisas rojas con el lema #YoSoyChávez y bandas presidenciales de papel tricolor cruzadas en el pecho.

"Nosotros somos Chávez y hoy nos juramentan", clamó Florencia Tovar, de 65 años, ataviada con boina, camisa roja y señalando su propia banda presidencial. "Lo que él nos dio, no nos lo vamos a dejar quitar por nadie", agregó.

Altos cargos de 22 gobiernos, incluyendo a cercanos aliados como el boliviano Evo Morales, el nicaragüense Daniel Ortega y el uruguayo José Mujica, acudieron para homenajearlo y respaldar al vicepresidente Nicolás Maduro en su estreno internacional como heredero político de Chávez.

Aunque los simpatizantes del mandatario confían en que se recuperará para asumir más adelante el mandato que ganó para gobernar hasta 2019, el propio presidente contempló el peor escenario y nombró a Maduro como su eventual sucesor si él no pudiera continuar y se convocaran nuevas elecciones.

APLAZAMIENTO INDEFINIDO

Sin embargo, la posibilidad de nuevas elecciones a corto plazo se alejó después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dijera el miércoles que la asunción presidencial se puede retrasar indefinidamente hasta que se despeje la duda sobre si el mandatario podrá o no ejercer el poder.

El TSJ, que en los últimos 10 años nunca ha fallado contra Chávez, también sentenció que el presidente y su gabinete siguen en funciones más allá del "formalismo" establecido en la carta magna para jurar el cargo el 10 de enero.   Continuación...

 
Los seguidores del convaleciente Hugo Chávez celebraban el jueves el inicio de su nuevo mandato presidencial en Venezuela, un festejo marcado por la ausencia del líder socialista que acrecienta las dudas sobre si podrá retomar el poder tras casi un mes de hospitalización en Cuba por el cáncer que padece. En la imagen, partidarios de Chávez en la multitudinaria muestra de apoyo al presidente en Caracas, el 10 de enero de 2013. REUTERS/Carlos García Rawlins