Madrid remodela el consistorio tras la marcha de su vicealcalde

jueves 10 de enero de 2013 14:14 CET
 

MADRID (Reuters) - La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, remodeló el jueves la gestión del consistorio madrileño tras la marcha de su número dos a raíz de la polémica surgida por la tragedia de la macrofiesta del Madrid Arena, en la que fallecieron cinco jóvenes.

La política del Partido Popular, que asumió el cargo tras la marcha de Alberto Ruiz-Gallardón al Ministerio de Justicia hace un año, ha suprimido la vicealcaldía que asumía Miguel Ángel Villanueva e integraba funciones en Economía, que recaerá en la hasta ahora delegada de Hacienda, Concepción Dancausa.

"Todos los sacrificios que hemos pedido a los madrileños, los que pedimos a los españoles, tienen que estar reflejados en las instituciones", dijo Botella al defender una administración más reducida para hacer frente a la grave situación económica actual.

"Creo en los gobiernos compactos porque lo primero que creo es en esta sociedad y luego están las estructuras políticas que deben apoyarla", añadió la alcaldesa, esposa del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

Botella, que según algunos medios forzó a dimitir a su vicealcalde, se limitó a decir que no había perdido su confianza en Villanueva, por el que mostró "el mayor afecto político y personal".

Villanueva es el segundo responsable municipal, después del ex concejal de Economía Pedro Calvo, que dimite a consecuencia del suceso acaecido en la madrugada del 1 noviembre, que ha causado una gran polémica y abierto un debate sobre las condiciones de seguridad de las fiestas multitudinarias en España.

Una comisión de investigación en el Ayuntamiento madrileño reveló varios fallos en la seguridad, en el control y en la atención médica, lo que llevó a los grupos políticos de la oposición a pedir la dimisión de la alcaldesa.

A la pregunta de si había pensado en dimitir desde que se produjo la tragedia, Botella contestó tajante: "Nunca".

 
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, remodeló el jueves la gestión del consistorio madrileño tras la marcha de su número dos a raíz de la polémica surgida por la tragedia de la macrofiesta del Madrid Arena, en la que fallecieron cinco jóvenes. En la imagen, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (C), habla con Ana Botella durante la presentación de las "Memorias I" del ex presidente del gobierno José María Aznar, marido de Botella, en Madrid, el 26 de noviembre de 2012. REUTERS/Sergio Pérez