Un triplete de Ronaldo envía al Madrid a cuartos en la Copa del Rey

jueves 10 de enero de 2013 07:59 CET
 

MADRID (Reuters) - Cristiano Ronaldo fue la figura decisiva por segunda vez en cuatro días al marcar un 'hat-trick' que dio al Real Madrid una victoria 4-0 sobre el Celta de Vigo el miércoles que le clasificó para cuartos de final de la Copa del Rey.

El delantero portugués, finalista del premio Balón de Oro de la FIFA que el lunes se volvió a llevar Lionel Messi, anotó dos goles en los primeros 25 minutos en el Bernabéu y selló la victoria cerca del final tras la expulsión de Sergio Ramos.

La victoria del Madrid por 5-2 en la eliminatoria le enfrentará al Valencia la próxima semana.

"Es necesario decirlo, Cristiano ha marcado cuatro goles en la eliminatoria", dijo Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid.

"Su contribución ha sido determinante. Ha sido el jugador de la eliminatoria, y tenemos suerte de contar con él".

El Real Zaragoza también se metió en cuartos de final al ganar 2-0 en casa al Levante, con goles de Franco Zuculini y Francisco Montanés, y se medirá en la siguiente ronda con el Sevilla.

El Sevilla, ganador de la Copa del 2010, no tuvo ningún problema tras su goleada al Mallorca por 5-0 en la primera vuelta, consiguiendo un resultado total de 6-2.

La Copa ha ganado una importancia extra para el Madrid de José Mourinho con el Barcelona a 16 puntos en la Liga y después de que la presión aumentara tras su derrota por 2-1 en Vigo.

Mourinho alineó al equipo más fuerte con Iker Casillas regresando a la portería desde el principio tras quedarse en le banquillo en los dos últimos encuentros.   Continuación...

 
Cristiano Ronaldo fue la figura decisiva por segunda vez en cuatro días al marcar un 'hat-trick' que dio al Real Madrid una victoria 4-0 sobre el Celta de Vigo el miércoles que le clasificó para cuartos de final de la Copa del Rey. En la imagen, Cristiano Ronaldo celebra su tercer gol durante el partido de Copa del Rey contra el Celta Vigo en el Santiago Bernabéu, en Madrid, el 9 de enero de 2013. REUTERS/Juan Medina