Manifestantes lanzan cócteles molotov a la policía en Belfast

miércoles 9 de enero de 2013 10:55 CET
 

BELFAST (Reuters) - Manifestante pro-británicos se enfrentaron a la policía con cócteles molotov y fuegos artificiales en la sexta noche Consecutiva de disturbios en Belfast, la capital de Irlanda del Norte.

Unas 100 personas, la mayoría adolescentes, atacaron el martes a los agentes en el este de la ciudad, pero la policía no tuvo que recurrir a los cañones de agua ni a las balas de goma para detener la violencia, como ocurrió el lunes.

Los disturbios comenzaron tras la decisión del Ayuntamiento de Belfast - dominado por políticos republicanos pro-irlandeses - de acabar con la tradición centenaria de que la bandera británica ondeara en el edificio municipal.

Los negocios se han visto afectados y la reputación de Belfast empañada por algunas de las peores escenas vistas desde que los acuerdos de paz de 1998 pusieran fin a 30 años de violencia en esta provincia bajo control británico.

"Ya estamos al tanto de inversores que han perdido su interés en Irlanda del Norte debido a esas alteraciones", dijo el martes en un comunicado la Confederación de la Industria británica, que agregó que los disturbios habían tenido un impacto perjudicial en los negocios locales y el turismo.

Los disturbios del martes comenzaron cuando alborotadores encapuchados, con las caras cubiertas con pañuelos, lanzaron proyectiles contra los vehículos de la policía antidisturbios después de una protesta bajo una fuerte presencia policial.

Algunos portaban banderas británicas y un grupo llevaba la pancarta que decía "No rendirse", un mantra de los unionistas durante el período más oscuro de la provincia, comúnmente conocido en inglés como "The Troubles" (Los problemas).

En muchas de las protestas han participado entre 200 y 300 manifestantes y la policía dice que ha contenido los ataques, arrestando a 106 personas, 81 de las cuales han sido acusadas de varios delitos.

Sin embargo, el jefe de la policía de Irlanda del Norte advirtió el lunes de que unos disturbios prolongados afectarían la capacidad de los agentes de hacer frente a lo que denominó como la amenaza muy grave que plantean los disidentes, en su mayoría católicos y antibritánicos.   Continuación...

 
Manifestante pro-británicos se enfrentaron a la policía con cócteles molotov y fuegos artificiales en la sexta noche Consecutiva de disturbios en Belfast, la capital de Irlanda del Norte. En la imagen del 8 de enero se puede ver a unos jóvenes colocando una barricada en una calle de Belfast. REUTERS/Cathal McNaughton