Un millón de sirios sufren por la falta de ayuda alimentaria: ONU

martes 8 de enero de 2013 16:51 CET
 

GINEBRA (Reuters) - Alrededor de un millón de sirios sufren por la falta de alimentos, la mayor parte de ellos en las zonas de conflicto, debido a restricciones gubernamentales sobre la distribución asistencial, dijo el martes la ONU.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU está distribuyendo raciones a alrededor de 1,5 millones de personas cada mes en Siria, pero esa cifra está 2,5 millones de personas por debajo de la población que necesitaría ayuda, dijo Elisabeth Byrs, portavoz del PMA.

Dos de los elementos que escasean particularmente son pan y combustibles.

El PMA no puede incrementar la asistencia debido a que sólo unas pocas organizaciones de ayuda están autorizadas para distribuir bienes asistenciales en Siria, donde más de 60.000 personas han perdido la vida en los 21 meses de conflicto contra el presidente Bashar el Asad.

"Nuestro principal socio, la Media Luna Roja (Arabe Siria), no da abasto y no tiene más capacidad para seguir expandiéndose", dijo Byrs en una rueda de prensa en Ginebra.

Las largas filas frente a panaderías son normales ahora en muchas partes de Siria y hay informes de desabastecimiento de harina de trigo en la mayor parte del país debido a daños a molinos, la mayoría de los cuales están ubicados en la zona de conflicto de Alepo, dijo la portavoz.

"El PMA está haciendo preparativos para importar combustible para uso humanitario, para resolver el impacto de una escasez significativa de combustibles en todo el país que ha estado afectando la capacidad de la agencia para transportar alimentos a tiempo y hallar camiones para distribuir alimentos", dijo Byrs.

La ONU pidió 1.500 millones de dólares de ayuda para salvar a millones de sirios que sufren lo que calificó una situación humanitaria que se deteriora de forma drástica.

Cuatro millones de sirios necesitan asistencia humanitaria urgente, entre ellos alrededor de dos millones de desplazados de sus casas por los combates entre las fuerzas de Asad y los insurgentes que intentan destituirlo.

El número de refugiados sirios registrados ascendió de 500.000 a casi 600.000 en el último mes, según cifras de Naciones Unidas.

 
Alrededor de un millón de sirios sufren por la falta de alimentos, la mayor parte de ellos en las zonas de conflicto, debido a restricciones gubernamentales sobre la distribución asistencial, dijo el martes la ONU. En la imagen, un montón de manzanas en un camión en la localidad de Majdal Shams el 8 de enero de 2013. REUTERS/Ammar Awad