Madrid apuesta de nuevo por los JJOO pese al endeudamiento

martes 8 de enero de 2013 16:07 CET
 

MADRID (Reuters) - Madrid será capaz de celebrar unos exitosos Juegos Olímpicos en 2020 pese al precario estado de las finanzas del país, dijeron el martes los organizadores de la candidatura de la capital de España.

"Hoy la principal debilidad que tenemos es la economía, pero podemos superarla", dijo el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, en rueda de prensa, un día después de que Madrid presentara el dossier al Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana.

Los responsables dijeron que celebrar los Juegos ayudaría a impulsar la economía, mejoraría la imagen del país y uniría a sus ciudadanos en tiempos difíciles.

Los Juegos de Londres del año pasado, un éxito pese a algunas predicciones sombrías, fueron considerados más un ejemplo a seguir que la edición de Atenas 2004, que dejó un legado de instalaciones desmoronadas y deudas.

"Es extraño que lo racional y lo emocional, lo práctico y lo idealista puedan unirse en un proyecto", dijo Blanco al presentar el dossier de 370 páginas en el Ayuntamiento.

"Los Juegos serán una inyección de optimismo colectivo a través del deporte".

"No hay inversión con mayor beneficio a medio y largo plazo que unos Juegos Olímpicos", añadió.

La economía española entró en su segunda recesión en dos años a finales de 2011 y se espera que continúe contrayéndose hasta finales de 2013, con pocas muestras de recuperación en el sentimiento empresarial y del consumidor y en el nivel de desempleo, que se sitúa en la actualidad en el 25 por ciento.

Según la estimación inicial, los Juegos en Madrid costarían 1.520 millones de euros, más otros 150 millones en servicios como sanidad y seguridad, según la organización.   Continuación...

 
Madrid será capaz de celebrar unos exitosos Juegos Olímpicos en 2020 pese al precario estado de las finanzas del país, dijeron el martes los organizadores de la candidatura de la capital de España. En la imagen, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el 26 de noviembre de 2012 en Madrid. REUTERS/Sergio Pérez