ANÁLISIS-Obama, combativo en su segundo mandato, afronta riesgos

martes 8 de enero de 2013 11:27 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - A solo dos semanas de su segunda toma de posesión, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, actúa como si creyera que tiene un gran mandato para su segundo y último cuatrienio en el poder. La última señal: su decisión de desafiar una campaña concertada contra su candidato a secretario de Defensa.

El presidente demócrata, reelecto en noviembre, mostró una actitud más combativa durante el drama sobre el "abismo fiscal" de final de año, aprovechando la confusión en las filas republicanas que puso de manifiesto el mal funcionamiento legislativo de Washington.

Obama también adoptó una estrategia de mano dura en su determinación de reforzar los controles para acceder a las armas tras la masacre del mes pasado en un colegio en Newtown, Connecticut.

Esta actitud refleja el aumento de confianza de un presidente que, sin tener que optar ya a una reelección, se siente más libre para enfrentarse al nuevo Congreso. Su primer mandato estuvo marcado por las quejas de su base liberal de que fue demasiado conciliador con los republicanos.

Algunos críticos dicen que ahora Obama se arriesga a pasarse cuando debería estar construyendo puentes hacia los republicanos para resolver el próximo enfrentamiento presupuestario.

Su última decisión llegó el lunes, cuando escogió a Chuck Hagel como secretario de Defensa, una opción que podría desatar reticencias en el Senado ante las críticas que ha recibido el antiguo senador republicano por cómo votó en cuestiones relacionadas con Israel e Irán.

La negativa de Obama a ceder ante los detractores de Hagel, entre los que hay grupos pro-israelíes, neoconservadores e incluso algunos compañeros republicanos, mostró que el presidente no permitirá que vuelva a fracasar el nombramiento de un alto cargo del Gobierno.

Susan Rice, su primera opción para embajadora de Estados Unidos ante la ONU, retiró su candidatura para secretaria de Estado el mes pasado después de recibir fuertes críticas de algunos congresistas republicanos por sus declaraciones sobre el ataque contra la legación estadounidense en la ciudad libia de Bengasi en el que murió el embajador estadounidense en aquel país.

Un antiguo asesor de Obama dijo a condición de no ser identificado, que esta es una ocasión de establecer un indicador claro para su segundo mandato - "Se acabó el Señor Majo, se acabó el parecer blandengue" - tanto para amigos como para enemigos.   Continuación...

 
A solo dos semanas de su segunda toma de posesión, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, actúa como si creyera que tiene un gran mandato para su segundo y último cuatrienio en el poder. La última señal: su decisión de desafiar una campaña concertada contra su candidato a secretario de Defensa. Imagen de Obama pasando ante su candidato a secretario de Defensa, el senador Chuck Hagel, tras el anuncio en la Casa Blanca el 7 de enero. REUTERS/Kevin Lamarque