Los sirios menosprecian el discurso de Asad, siguen los combates

lunes 7 de enero de 2013 17:43 CET
 

BEIRUT (Reuters) - Los combates asolaron Siria el lunes, incluso a pocos kilómetros de donde el presidente Bashar el Asad presentó el domingo su "plan de paz" que los sirios de ambos bandos dijeron que no haría nada para frenar la revuelta que dura ya 21 meses.

Horas después de que Asad pronunciara su primer discurso en meses ante entusiastas partidarios en la Casa de la Ópera de Damasco, se desataron enfrentamientos a sólo unos kilómetros de la carretera hacia el aeropuerto internacional de la ciudad, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El grupo vinculado con la oposición dijo que fuego de artillería alcanzó el distrito de Arqaba, a 5 kilómetros de la Casa de la Ópera. Los enfrentamientos continuaron durante toda la noche y durante el lunes alrededor de la capital, así como en las provincias norteñas de Idlib y Alepo, añadió.

En el centro del país, las ciudades de Taybet Imam y Halfaya fueron bombardeadas con ataques aéreos y artillería, dijo Abu Faisal, un activista que hablaba a través de Internet desde Taybet Imam.

"Cada cuatro o cinco minutos, escuchamos la explosión de un cohete. No podemos recoger a ningún herido porque básicamente estamos asediados por un bombardeo", dijo añadiendo que muchos civiles habían huido. Taybet Imam se encuentra en la principal ruta de entrada a Siria por la carretera norte-sur, cerca de la ciudad de Hama.

El gobierno restringe el acceso de medios internacionales y los recuentos no pueden ser verificados.

Residentes de Damasco afirmaron que el discurso de Asad, que no ofreció concesiones a sus enemigos, fue recibido con disparos de júbilo en barrios partidarios del presidente. Pero incluso ahí, algunos no veían señales para una paz cercana: una vecina del sur de Damasco leal al mandatario contactado por Internet dijo que el discurso fue elocuente pero vacío.

"Sonó más a vanagloria que a hacer promesas", opinó la mujer, que solo dio su primer nombre Aliaa. "Estoy de acuerdo con las ideas, pero las palabras realmente son sólo palabras hasta que tome alguna acción. Necesita hacer algo. Pero incluso así, todo lo que sugiere ahora, es demasiado tarde, los rebeldes no van a parar".

En el antes próspero barrio de Mezzeh, escenario de varios ataques con bomba, un crítico de Asad dijo que la gente tenía preocupaciones más importantes que la comparecencia televisada. "Aquí nadie se preocupa por el discurso. Se preocupan por la comida y la electricidad".   Continuación...

 
Los combates asolaron Siria el lunes, incluso a pocos kilómetros de donde el presidente Bashar el Asad presentó el domingo su "plan de paz" que los sirios de ambos bandos dijeron que no haría nada para frenar la revuelta que dura ya 21 meses. En la imagen, un rebelde del Ejército de Siria Libre carga con su arma mientras su imagen se refleja en un espejo en la ciudad vieja de Alepo, el 7 de enero de 2013. REUTERS/Muzaffar Salman