Chinos protestan contra la censura a las puertas de un diario

lunes 7 de enero de 2013 14:16 CET
 

GUANGZHOU (Reuters) - Decenas de seguidores de uno de los periódicos más liberales de China se manifestaron el lunes fuera de su sede en una extraña protesta contra la censura, respaldando una inusual huelga de periodistas contra la interferencia del jefe provincial de propaganda.

La protesta en Guangzhou, capital de la provincia sureña de Guangdong, se produce en medio de una creciente disputa entre el Gobierno y el pueblo sobre la libertad de prensa. También constituye un primer examen para el compromiso de reforma del jefe del Partido Comunista, Xi Jinping.

La protesta comenzó a finales de la semana pasada, después de que manifestantes del influyente diario Southern Weekly hablasen de censura en la sustitución de una carta de Año Nuevo para los lectores que pedía un Gobierno constitucional por otro artículo que elogiaba los logros del partido.

La policía permitió la manifestación fuera de las oficinas del Southern Group, lo que demostró que el Gobierno de Guangdong, encabezado por la flamante y creciente estrella política Hu Chunhua, quiere manejarse con cautela para contener el enfado público por la censura.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, mostraron pancartas con lemas como "La libertad de expresión no es un delito" y "El pueblo chino quiere libertad". Muchos portaban crisantemos amarillos para simbolizar el luto por la muerte de la libertad de prensa.

La atención puesta en la protesta subraya la posición única que adopta Guangdong, la provincia más rica y liberal y la cuna del programa de "reforma y apertura" de China. En una maniobra simbólica, Xi optó por ir a Guangdong en su primer viaje tras haber sido elegido jefe del Partido Comunista en noviembre.

El domingo por la noche, el microblog oficial del Southern Weekly negó haber quitado la carta de Año Nuevo por motivos de censura y alegó que los "rumores online fueron falsos". Esos comentarios generaron críticas de parte de usuarios chinos de Internet.

Muchos periodistas del diario se desligaron del comunicado publicado en el microblog, que dice que fue realizado por los administradores, y prometieron ir a huelga el día siguiente.

Varias cartas abiertas circularon en Internet pidiendo la renuncia del jefe de propaganda de Guangdong, Tuo Zhen, culpándolo de hacer callar a la prensa.

Los usuarios de Internet de China ya padecen una censura extensiva, en especial en temas políticamente sensibles como los derechos humanos, y algunas webs populares en todo el mundo como Facebook, Twitter y YouTube están bloqueadas.

 
Decenas de seguidores de uno de los periódicos más liberales de China se manifestaron el lunes fuera de su sede en una extraña protesta contra la censura, respaldando una inusual huelga de periodistas contra la interferencia del jefe provincial de propaganda. En la imagen, manifestantes reunidos en la calle junto a la sede del periódico Southern Weekly en Guangzhou, en la provincia de Guangdong, el 7 de enero de 2013. REUTERS/James Pomfret