La plataforma varada en Alaska arrastró varias millas a sus remolcadoras

miércoles 2 de enero de 2013 21:58 CET
 

LONDRES (Reuters) - La plataforma petrolífera a la deriva que se varó en Alaska en Nochevieja arrastró a las dos embarcaciones que intentaban controlarla durante más de 10 millas en poco más de una hora, antes de que las tripulaciones la soltaran para salvarse de una situación "casi de huracán".

El miércoles aún se descubrían nuevos detalles de las autoridades de la guardia costera y Royal Dutch/Shell, la empresa en el centro del polémico y accidentado programa de perforación petrolífera en el Ártico del que forma parte la plataforma Kulluk.

Las noticias pintan una imagen aterradora, en la que la plataforma de 28.000 toneladas era arrojada hacia la costa por olas de hasta 11 metros, impulsada por vientos de hasta 100 kilómetros por hora (kph), arrastrando consigo a su principal embarcación de apoyo, la Aiviq, y a una remolcadora, la Alert.

"Estamos hablando de condiciones de fuerza cercana a la de un huracán", afirmó Darci Sinclair, miembro del Mando Unificado de Incidente Arrastre de Kulluk, establecido por la guardia costera de EEUU y las empresas implicadas. "Retomar el control se convirtió en un desafío extremo".

El miércoles, un comunicado del mando unificado señaló que la Kulluk sigue varada en la isla de Sitkalidak, en el golfo de Alaska, pero está "derecha y estable". El organismo tiene previstos varios vuelos sobre el lugar durante el día. Los comunicados están disponibles en www.kullukresponse.com.

La Kulluk, de 30 años, está operada por Noble y fue reacondicionada por Shell para su expedición del verano de 2012 en el mar de Beaufort, en el norte de Alaska.

Shell ha gastado unos 4.500 millones de dólares en preparación y extracción en esa zona y en el mar de Chukchi, más al este, pero aún no ha completado ningún pozo, y ha sufrido una serie de bochornosos reveses.

Los titulares de 2013 cuestionando lo idóneo de perforar tan al norte en un lugar de delicado entorno y desafíos técnicos no era algo que la empresa esperase por estas fechas, ya que la actividad en la región cerró hace dos meses al terminar la temporada.

La Kulluk iba hacia el sur para pasar el invierno. Se la había remolcado hacia el este desde el mar de Beaufort, y después hacia el sur por el estrecho de Bering que separa al estado más septentrional de EEUU y a Siberia.   Continuación...

 
La plataforma petrolífera a la deriva que se varó en Alaska en Nochevieja arrastró a las dos embarcaciones que intentaban controlarla durante más de 10 millas en poco más de una hora, antes de que las tripulaciones la soltaran para salvarse de una situación "casi de huracán". En la imagen, olas rompiendo contra la plataforma petrolífera Kulluk al sudeste de la isla de Stikalidak, en Alaska, el 1 de enero de 2013. REUTERS/Petty Officer 3rd Class Jonathan Klingenberg'/USCG/Handout ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UN TERCERO. REUTERS LA DISTRIBUYE, EXACTAMENTE COMO LA RECIBIÓ, COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES. SÓLO PARA USO EDITORIAL, NI VENTAS NI PARA SU VENTA PARA CAMPAÑAS DE MARKETING O PUBLICIDAD.