Inversores perjudicados por Bankia buscarán justicia en los tribunales

domingo 30 de diciembre de 2012 13:28 CET
 

MADRID (Reuters) - Ahorradores y pensionistas que han visto desaparecer su dinero por invertir en la entidad nacionalizada Bankia acudirán previsiblemente a los tribunales para buscar compensaciones en lugar de esperar a la apertura de una investigación oficial, algo que parece cada vez más improbable.

Unos 350.000 accionistas compartirán la carga del rescate europeo, muchos de ellos clientes del banco a quienes vendieron las acciones a través de una enérgica campaña de publicidad de cara a su salida a bolsa en 2011.

Las acciones de la entidad, rescatada por el Estado en mayo en la mayor operación de este tipo en España, cayeron a mínimos históricos el viernes, cediendo más de un 40 por ciento desde el inicio de la semana después de que conocerse que sus pérdidas por préstamos incobrables eran peores de lo esperado. La acción ha caído un 85 por ciento desde su salida a bolsa.

"Ir a los juzgados y ver si un juez nos da la razón es lo único que nos queda ya", dijo Mari Carmen Olivares, cuyos padres perdieron los 600.000 euros que habían conseguido vendiendo el taller mecánico de su padre al invertir en acciones preferentes de Bankia en 2009.

Ni PP ni PSOE quieren impulsar una investigación completa sobre la caída de Bankia, que podría llamar la atención sobre su propio papel en una debacle que ha llevado a España al borde de un rescate internacional, según analistas.

"Las investigaciones suelen funcionar cuando un partido político tiene algo que ganar contra otro y lo empuja más. En este caso, ninguno tiene nada que ganar", dijo Juan Carlos Rodríguez, de Analistas Socio Políticos.

"No veo a los grandes partidos investigando esto, porque si han cometido errores, los errores los han cometido unos tantos como otros".

El Partido Socialista gobernaba cuando Bankia se formó en 2010 a partir de una combinación de siete cajas de ahorro regionales, una unión que concentró una exposición insostenible en el colapsado sector inmobiliario español.

Una inmensa presión política del Gobierno de entonces forzó a los ejecutivos de Bankia a seguir adelante con una salida a bolsa en julio de 2011 mientras España intentaba atraer capital privado a su sistema bancario y evitar un rescate europeo.   Continuación...

 
Ahorradores y pensionistas que han visto desaparecer su dinero por invertir en la entidad nacionalizada Bankia acudirán previsiblemente a los tribunales para buscar compensaciones en lugar de esperar a la apertura de una investigación oficial, algo que parece cada vez más improbable. Imagen de una concentración de perjudicados por Bankia en el exterior de la Audiencia Nacional en Madrid el 20 de diciembre. REUTERS/Paul Hanna