Brahimi: Sólo un proceso político puede salvar a Siria del "infierno"

sábado 29 de diciembre de 2012 17:03 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - El mediador internacional para la paz para Siria advirtió de un potencial "infierno" si no se alcanza un acuerdo que ponga fin a 21 meses de derramamiento de sangre en el país, después de que las conversaciones sostenidas en Rusia no mostraran ninguna señal de un avance importante tras una semana de intensa diplomacia.

Lakhdar Brahimi, enviado de la ONU y la Liga Árabe, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, destacaron que hay posibilidades de que se llegue a una solución negociada al conflicto, que ha causado más de 44.000 muertos y ha dividido a las potencias mundiales.

Sin embargo, Lavrov repitió la postura de Rusia respecto a que la salida del presidente Bashar el Asad no puede ser una condición previa para una solución política, calificó de "equivocada" esa exigencia y dijo que la negativa de la oposición a hablar con el Gobierno estaba poniendo al conflicto en un "callejón sin salida".

"Si la única alternativa es en verdad un infierno o un proceso político, entonces todos debemos trabajar sin descanso para que se logre un proceso político", dijo Brahimi. "Es difícil, es muy complicado, pero no hay otra opción".

Las declaraciones de Lavrov en una comparecencia conjunta fueron en la misma línea. "Sigue habiendo una posibilidad de un arreglo político y es nuestra obligación hacer el máximo uso de esa posibilidad", sostuvo.

Sin embargo, ruso no dio indicios de que su país vaya a dar marcha atrás en la postura sobre el Gobierno sirio, después de vetar tres resoluciones contra Asad en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Cuando la oposición dice que sólo la salida de Asad le permitirá iniciar un diálogo sobre el futuro de su propio país, creemos que eso está equivocado, creemos que eso es más bien contraproducente", dijo.

"Los costes de esta condición previa son más y más vidas de ciudadanos sirios", añadió.

Rusia ha tratado de distanciarse de Asad en los últimos meses y parece haber intensificado sus llamamientos para alcanzar una resolución pacífica al conflicto, en momentos en que los rebeldes han ido ganando terreno.   Continuación...

 
El mediador internacional para la paz para Siria advirtió de un potencial "infierno" si no se alcanza un acuerdo que ponga fin a 21 meses de derramamiento de sangre en el país, después de que las conversaciones sostenidas en Rusia no mostraran ninguna señal de un avance importante tras una semana de intensa diplomacia. Imagen de la rueda de prensa del mediador Lakhdar Brahimi (izq.) y del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, tras un encuentro celebrado el 29 de diciembre en Moscú. REUTERS/Sergei Karpukhin