Presos de ETA: El proceso está en juego si no acaba la dispersión

sábado 29 de diciembre de 2012 12:53 CET
 

MADRID (Reuters) - El colectivo de presos de ETA (EPPK, por sus siglas en euskera) ha advertido de que el proceso de paz en el País Vasco está en juego si el Gobierno español no acaba con la política de dispersión de sus integrantes por cárceles de todo el país, según publicaron medios el sábado.

El colectivo que dice representar a los alrededor de medio centenar de presos de la banda armada - que declaró el final de la violencia hace poco más de un año - en cárceles españolas añade que "ahora estamos en el momento de dar pasos decisivos junto a la ciudadanía vasca y a los agentes sociales, políticos e institucionales".

"Lo que está en juego no es mejorar nuestra situación, sino que lo que está en juego es la viabilidad del proceso, una viabilidad que el enemigo quiere hundir de modo pertinaz e irresponsable, y eso es algo que ninguno podemos permitir", afirman en un comunicado recogido en la web próxima a la izquierda 'abertzale' naiz.info.

El Gobierno puso en marcha un plan de reinserción de presos condenados por terrorismo, siempre que se desvinculen de la banda armada, lo que abre la puerta también a su acercamiento a cárceles del País Vasco.

Esta cuestión es una de las principales que quedan pendientes tras el anuncio del final de la actividad armada de ETA, que ha matado a unas 850 personas en 40 años de violencia por conseguir un País Vasco independiente en territorio español y francés.

Los presos de ETA reconocieron por primera vez el pasado mes de junio el dolor de las víctimas de la banda armada, pero rechazaron el arrepentimiento propuesto por el Gobierno para su reinserción.

En el comunicado publicado el sábado, el colectivo EPPK dijo que el nuevo lehendakari, el nacionalista Iñigo Urkullu, que acaba de asumir el poder en el País Vasco, tiene "el reto de responder positivamente a los deseos y las demandas" ciudadanas, como el fin de la dispersión, el cambio de la política carcelaria y el fortalecimiento del proceso.

En su último comunicado, el pasado mes de noviembre, ETA condicionó el final definitivo de la lucha armada a un acuerdo con España y Francia. El Gobierno español, por su parte, insiste en que ETA tiene que anunciar su desmantelamiento y desarme.

 
El colectivo de presos de ETA (EPPK, por sus siglas en euskera) ha advertido de que el proceso de paz en el País Vasco está en juego si el Gobierno español no acaba con la política de dispersión de sus integrantes por cárceles de todo el país, según publicaron medios el sábado. Imagen de una manifestación el pasado mes de abril en Bilbao en favor de los presos de la banda armada. REUTERS/Vincent West