Francia ajusta al 0,1% la subida del PIB en el tercer trimestre

viernes 28 de diciembre de 2012 13:24 CET
 

PARÍS (Reuters) - Francia redujo una décima su lectura de crecimiento del PIB para el tercer trimestre a un 0,1 por ciento, aunque el tímido retorno a territorio positivo proporcionó cierto alivio en un momento en el que el país lucha por reactivar las exportaciones y reducir el crecimiento del paro.

El instituto nacional de estadística INSEE también ajustó su pronóstico para el crecimiento del PIB de todo 2012 desde el 0,2 por ciento a un 0,1 por ciento al facilitar los datos definitivos de la producción nacional.

El retorno al crecimiento en el tercer trimestre, que se produce por una recuperación del consumo interno y por el rebote en las exportaciones, llega después de una caída de un 0,1 por ciento en el PIB del segundo trimestre, calmando los temores a que la segunda mayor economía de Europa cayera en recesión a final de año.

En tanto, el gasto del consumidor subió un 0,2 por ciento en noviembre en términos ajustados a la inflación, mostraron otros datos del INSEE, superando las expectativas de crecimiento cero y recuperándose de una caída del 0,1 por ciento en octubre.

El aumento se debió principalmente a un mayor gasto en muebles para el hogar y en el sector energético.

Dominique Barbet, economista de BNP Paribas, dijo que si bien la revisión del PIB fue una mala noticia, el aumento de las ventas al por menor fue una sorpresa agradable.

"A pesar de la revisión, seguimos pronosticando el (PIB) del año completo en un 0,1 por ciento, aunque el riesgo hacia la baja es mayor ahora", dijo.

El presidente François Hollande apuesta por un crecimiento de un 0,8 por ciento el año próximo, un nivel que la mayoría de los analistas cree que es demasiado optimista, para cumplir con un objetivo de déficit público que es visto como una prueba de su credibilidad fiscal.

El INSEE pronosticó la semana pasada que la economía francesa crecería un magro 0,1 por ciento en el primer y segundo trimestre del próximo año tras un crecimiento probable del 0,1 por ciento este año, un nivel que está por debajo de la meta del Gobierno del 0,3 por ciento y del crecimiento del 1,7 por ciento de 2011.

Al mismo tiempo, el paro creció en noviembre por decimoveneno mes consecutivo hasta llegar a un nivel máximo en casi 15 años, según los datos del Ministerio de Trabajo facilitados el jueves.

"Para 2013, la pregunta es si la recuperación en la mayoría de los índices de confianza (...) ayudarán a apoyar la recuperación económica tan pronto como el primer trimestre. Lo dudamos, por el ajuste fiscal en Francia y la debilidad económica continua en los países vecinos", escribió Barbet en una nota.

 
Francia redujo una décima su lectura de crecimiento del PIB para el tercer trimestre a un 0,1 por ciento, aunque el tímido retorno a territorio positivo proporcionó cierto alivio en un momento en el que el país lucha por reactivar las exportaciones y reducir el crecimiento del paro. En la imagen del 11 de diciembre, un empleado camina entre coches Smart Fortwo en un aparcamiento de su factoría en Hambach, en el este de Francia. REUTERS/Vincent Kessler